Premio Nobel

Europa ha vivido en paz después de seis décadas y es un reconocimiento

 10:53  

MANUEL SAN MIGUEL El pasado día 10 de diciembre el presidente del Consejo Europeo, el belga Van Rompuy, recogió el Premio Nobel de la Paz otorgado a la Unión Europea. Afirmó que «se rinde homenaje a todos los europeos que soñaron un continente en paz consigo mismo». Resaltó la importancia de la paz, pero se refirió a que «a lo mejor para los padres que luchan por llegar a fin de mes, los estudiantes que por mucho que estudian están preocupados por no conseguir su primer empleo o los obreros que acaban de ser despedidos, la paz no sea lo primero que les viene a la cabeza».
Ciertamente, Europa ha vivido en paz después de seis décadas y el galardón es un reconocimiento a la contribución a la paz, a la reconciliación, a la democracia y a los derechos humanos.
Al mismo tiempo, se reconoció que la crisis en la zona euro ha puesto de relieve las dificultades de la solidaridad entre los estados que buscan proteger sus intereses. Las economías ricas del Norte controlan la ayuda al resto de países financieramente estrangulados por la deuda.
¿Cuáles son las causas de todo esto? La democracia ha entrado en crisis por la alta burocratización de las instituciones que ha favorecido un tipo de carrera profesional, vinculadas a la mera gestión y control del poder; también son obvios la desafección y el creciente desinterés por la política de mucha gente con vocación de transformación social y de servicio público y, sobre todo, una dinámica social y cultural fuertemente individualista, interesada y hedonista.
El movimiento generado por el 15-M ha visibilizado el retorno a esa conciencia que considera necesario el compromiso común para conseguir el cambio social que todos queremos.
Estamos en un momento de denunciar las injusticias, de construir nuevas alternativas en el plano político, social y económico, de reaccionar como ciudadanos ante la corrupción, manipulación e intereses creados. Tener la capacidad crítica suficiente para contribuir a la recuperación de la democracia a todos los niveles. Ser más universales y solidarios.
En Oslo se pronunciaron discursos bonitos, ¿para hacer el papelón? Al menos, testigo de ello fue una niña, Ana Fanlo, ganadora de un concurso para los jóvenes europeos. Con el paso del tiempo, ella y otros jóvenes descubrirán qué herencia les hemos dejado.
Y los niños siempre tienen algo importante que decirnos. No se olviden, sean ustedes creyentes o no. Un Niño nos va a nacer; no tuvo sitio en la posada. ¿Lo tendrá en tu corazón?

La Opinión de Zamora en WhatsApp

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp de LA NUEVA ESPAQA

Disfruta del nuevo servicio de noticias por WhatsApp

Consulta cómo darte de alta en esta nueva plataforma y conocer toda la actualidad de forma cómoda e inmediata

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto
Enlaces recomendados: Premios Cine