Lo mal que está la cosa

 11:58  
Lo mal que está la cosa
Lo mal que está la cosa  

LUIS MIGUEL DE DIOS El título de este artículo es la frase que está desgraciadamente de moda desde hace un tiempo. Domina todas las conversaciones y admite variantes tales como «qué mal está el asunto», «qué mal está todo», «con la que está cayendo», «la vida se ha puesto imposible» y así sucesivamente. Estas palabras, y el ánimo con que suelen pronunciarse, lejos de servir de sedante o acicate, contribuyen a aumentar el desánimo, el hundimiento y el pesimismo. Siempre hay alguien que conoce a alguien que tiene un cuñado o un primo al que acaban de despedir, al que le han bajado el sueldo y le han dicho «estas son lentejas» o que acaba de entrar en un ERE, siglas que antes significaban simplemente Expediente de Regulación de Empleo, pero que ahora ya se asocian con algo menos técnico y más duro, la puta calle. Sé de mucha gente que, cuando empieza a escuchar desgracias, corta por lo sano:


-Vamos a cambiar de tema que, si seguimos dándole a la crisis, nos deprimimos para lo que queda de año y unos cuantos más.


Esa, quizás, sea una de las claves. Cierto que estamos en una situación muy complicada, que pintan bastos y que el horizonte viene negro (¡ojalá fueran nubes de lluvia!), pero no es menos cierto que la riada de declaraciones, noticias, opiniones y malos augurios no hacen sino profundizar en el hoyo e inundar el espíritu de más oscuridad y más fatalismo. Decía Julián Marías que, ante los problemas graves y los cambios fuertes, las sociedades aletargadas se preguntan «¿qué va a pasar?», mientras que las sociedades vivas se dicen: «¿Qué vamos a hacer?». Me da la impresión de que hace tiempo que hemos perdido la energía interior, la chispa, que mueve a los colectivos avanzados, inquietos y emprendedores. Hemos cedido el protagonismo y la toma de decisiones a otros, llámense gobiernos, juntas, diputaciones, ayuntamientos, organismos supranacionales, sindicatos, bancos? Y a fuerza de desentendernos de lo que debería interesarnos hemos quedado bastante indefensos, sin capacidad de reacción. Nos han hecho creer que siempre habrá un dios, un demiurgo, un superdotado, un genio, una mente maravillosa que nos sacará del atolladero mientras nosotros miramos, aplaudimos y? volvemos a votarle. Lejos de él no hay salvación. Los que piensen lo contrario serán enemigos a batir por mucho que sus propuestas pudieran contribuir a la mejora del común. Ahí reside la esencia del caciquismo, esa lepra que tanto daño ha hecho y sigue haciendo a sociedades tan anquilosadas como la zamorana, donde ya empiezan a abundar miradas de angustia y decepción. No, no era tan fácil salir de la crisis como nos habían hecho creer, durante los últimos cuatro años, los que mandan aquí. Tampoco era tan fácil llevarle la contraria a Bruselas. ¿Recuerdan cuando nos decían que, con la victoria de Rajoy, volverían la confianza internacional, el empleo, el maná bendito y Jauja? Y todo ello sin subir impuestos, sin recortar prestaciones sociales, sin dejar de invertir y sin hacer a Europa más caso que el estrictamente necesario. ¿Recuerdan cuando Zapatero era un calzonazos por atenerse a lo que ordenaba Merkel? Ya ven, Rajoy salió hace unas semanas sacando pecho y contándonos que el déficit español se situaría en el 5,8% dijera lo que dijera Europa. Pronunció dos frases antológicas, que parecen ya olvidadas: «El Gobierno español toma decisiones soberanas» y «yo ni pacto ni dejo de pactar con las instituciones europeas el alcance del déficit». Esta misma semana tuvo que pactar en Bruselas un déficit del 5,3% (cinco mil millones más de recortes) tragándose lo de las «decisiones soberanas». Quizás sean medidas necesarias (yo cada vez entiendo menos de estos trafullos económicos), quizás no haya alternativa, pero, claro, cuando las tomaba el PSOE era por ocurrencias, ignorancia, mala defensa de los intereses españoles, etc, etc. ¿Recuerdan la que se montó el 10 de mayo del 2010 cuando Zapatero anunció congelación de pensiones, recortes de sueldo y otros hachazos similares? Ni estaba en su programa, ni era de recibo, ni iba servir para nada. El PP jamás haría algo parecido. Bueno, pues el demonio socialista tardó varios años en apretar este dogal mientras que al angelical Rajoy le han bastado tres meses. Y tampoco estaba en el programa con el que los populares barrieron el 20-N. Es más, Montoro, hoy ministro de Hacienda, explicó por activa, pasiva y perifrástica que no subirían los impuestos, sino que los bajarían para reactivar el consumo.


De modo que haciendo lo contrario de lo que decían, pero vendiéndonos lo contrario de lo que están haciendo vamos, como decía Groucho Marx, escalando desde la pobreza a las más altas cotas de la miseria. Y vamos llevando más pesimismo a una sociedad cada vez más desconcertada y temerosa. ¿Habrá que esperar, como dijo recientemente el ministro de Economía, Luis de Guindos, a que llegue «un cambio de giro en la evolución cíclica»? ¿Comprenden la genialidad? Entonces el futuro será nuestro. Y comeremos perdices.


  HEMEROTECA

Los blogs de laopiniondezamora.es

Vivir el flamenco

Felix Rodríguez trata el mundo de flamenco desde este completo blog

 

Deporte & Medio

El blog de Manuel López-Sueiras. Sobre deporte y medio ambiente

 

Blog fotográfico

Las mejores imagenes captadas por la cámara de Emilio Fraile

 

Fondo Sur

El Zamora C.F. como tema principal del blog de Manuel Herrera

 

Por la escuadra

El blog de Elena Martínez. Un punto de vista femenino sobre el fútbol.

 

Mejor con palomitas

La visión  de Miriam Sánchez sobre cine, series y otras ficciones

 

En clave de Z

El Blog de la cultura musical zamorana. Por Jesús M. Calleja

 

Cocinando con Espe Saavedra

Recetas sencillas para el día a día.
Por Espe Saavedra

 
Esperando Contenido Widget ...

Suscríbete a la edición papel

Suscripción La Opinión papel

Desde tu ordenador

Recibe el periódico en tu casa todos los días. Es rápido, cómodo y sencillo.
 
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  LA OPINIÓN DE ZAMORA |  LOCALIZACIÓN Y DELEGACIONES |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD:  TARIFAS |  AGENCIAS |  CONTRATAR  
laopiniondezamora.es es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de laopiniondezamora.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Provincia  |  La Nueva España  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya