18 de marzo de 2018
18.03.2018
Manifestación

Marcha constitucionalista en Barcelona para pedir un Govern con sentido común

Miles de personas se manifiestan para reclamar que se forme un gobierno catalán "para todos"

18.03.2018 | 22:56
Marcha constitucionalista en Barcelona para pedir un Govern con sentido común

Miles de ciudadanos, 7.000 personas según la Guardia Urbana y 200.000 según Sociedad Civil Catalana (SCC), se han manifestado este domingo en Barcelona convocados por esta última entidad bajo el lema 'Ahora más que nunca, seny' ('Ahora más que nunca, sentido común') para denunciar el bloqueo institucional y reivindicar el fin del proceso independentista.

Con la presencia de exprimer ministro socialista francés Manuel Valls, la manifestación ha arrancado pasadas las doce del mediodía con el apoyo de varios líderes de partidos constitucionalistas, entre los que figuraban la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el presidente de Cs Albert Rivera y Juan Carlos Girauta; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y la alcaldesa de L'Hospitalet Núria Marín.

También han secundado la marcha la actriz Rosa María Sardà; el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo; el exfiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo; además de varios miembros de Societat Civil Catalana y dirigentes de partidos que han apoyado la convocatoria.

Las imágenes de la manifestación

El vicepresidente de SCC, Alex Ramos, ha defendido que la manifestación reitera la propuesta de 'seny' y convivencia entre todos los catalanes y el resto de españoles, y que haya un gobierno no solo para independentistas.

"Un gobierno solo para los independentistas obligaría al Gobierno a mantener medidas que luego no gustan", ha avisado durante el discurso al final de la marcha promovida por SCC en la capital catalana.

Ha exigido un gobierno para todos los catalanes que se centre en la sanidad, en una educación "sin adoctrinamiento" donde estén representadas las lenguas de uso normal y social en Cataluña, y donde se cumpla la normativa y el estado de derecho.

"Queremos un gobierno que deje atrás esta pesadilla del procés separatista y que quede como un sueño pesado felizmente superado", ha aseverado el vicepresidente de SSC.

En relación a la investidura, Ramos ha dicho que tras el fracaso de intentar investir a los candidatos de JxCat, Carles Puigdemont y Jordi Sánchez, "ahora vendrán otros para mantener el victimismo".

"¿Debe ser presidente de Cataluña quien ha fracturado Cataluña en dos partes? ¿Primer nos fracturan y ahora quieren ser nuestros presidentes?", ha ironizado.

Por su parte, el presidente de la entidad, José Rosiñol, ha afirmado que los partidos independentistas proponen a candidatos para la presidencia de la Generalitat que, a su juicio, han llevado a Cataluñaa a la deriva, y ha agradecido que el procés les haya "despertado como pueblo", les haya dado visibilidad y les haya empujado a luchar por una Cataluña abierta.

Rosa Maria Sardà: "Que dejen de jugar"

En su intervención al finalizar la manifestación, la actriz Rosa Maria Sardà ha pedido diálogo al Gobierno central para contribuir a solucionar la situación en Catalunya y a los partidos independentistas que formen un Govern para toda la población con el objetivo de reconciliar a la sociedad.

Rosa Maria Sardà, durante su discurso al final de la manifestación. EP

Además, ha acusado al Gobierno de tener "parte de la culpa" de la situación en Cataluña, por lo que le ha instado a hacer política y dialogar con el independentismo. "Que dejen de jugar, los de aquí y los de allá, a ver quién la tiene más larga", ha reprochado a ambos la actriz.

Sardà ha alertado de que la sociedad catalana está dividida y cree necesario que, tanto los políticos como los ciudadanos, trabajen para mejorar la convivencia en Catalunya: "Debemos actuar con la razón, no con la pasión ni con la tripa".

Además, ha llamado a toda la población a tener "la mano tendida" al resto de los ciudadanos para contribuir a la convivencia en Catalunya, pese a que los políticos, según ella, quieran a la sociedad dividida.

Mientras, el fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo ha asegurado en su intervención que los dirigentes políticos independentistas no pueden ni van a gobernar Cataluñaa, que todos las decisiones que han tomado son mayoritariamente tiránicas y que "están hartos de ser gobernados por un partido delincuente", en referencia a la antigua Convergència.

Ha pedido la derogación de las leyes del referéndum y transitoriedad aprobadas en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre porque considera que fueron un "insultante desprecio a la oposición democrática" y ha acusado a los dirigentes independentistas de ser unos cobardes por no anularlas: "¿Hay alguno de ellos en sus diferentes declaraciones ante los jueces y fiscales que hayan dicho que van a anular las leyes que aprobaron los días 6 y 7 de septiembre?".

A su juicio, los partidos independentistas siguen provocando un desasosiego y una fragmentación en Cataluña absolutamente inadmisible, según él, y ha exigido que se asuma mediante una consulta ciudadana pactada con el estado una reforma constitucional "que amplíe y refuerce las competencias básicas de una nación como Catalunya pero dentro del marco del estado español".

También ha querido aclarar que Cataluña no está dominada por el Estado español: "Es una falsedad total y absoluta que intentan transmitir a la comunidad internacional".

Por su parte, el exprimer ministro francés Manuel Valls ha cargado contra el independentismo porque considera que su proyecto excluye a una parte de la población: "Cambiar las fronteras, un proyecto que dice a los otros que no estáis con nosotros, este nacionalismo es guerra".

En su discurso final en la manifestación convocada por SCC en Barcelona, que ha sido la intervención más aclamada, ha asegurado que el proceso independentista era una mentira y que "ningún dirigente europeo puede permitir que se cambien las fronteras y que fracase uno de los estados más importantes de Europa".

Ha reivindicado que la identidad de Catalunya está ligada a España y a Europa, y ha defendido que "España sin Catalunya no es España y Catalunya sin España no es Catalunya".

Valls ha sostenido que, a su juicio, el proceso independentista ha divido la sociedad y a su familia, y que "Europa necesita a una España unida, a una España con Catalunya". Asimismo, ha criticado los pitos al Rey Felipe VI durante la manifestación por los atentados del 17 de agosto en Barcelona.

Apoyo de los partidos constitucionalistas

En el inicio de la manifestación, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que ha participado en la manifestación, ha pedido al PP y al PSOE que reflexionen sobre el "bloqueo en el sistema electoral" para así permitir a Cs gobernar en Cataluña, y también les ha exigido que piensen menos en sus partidos y más en España.

PP, PSC y Ciudadanos, unidos en la marcha contra el procés en Barcelona

En declaraciones a los medios, Rivera ha dicho que es difícil formar un gobierno para todos los catalanes "con los separatistas al frente" pero que su partido seguirá batallando en la calle y en las instituciones para gobernar en Cataluña.

Mientras, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha reivindicado también en Barcelona que el Gobierno central "ha devuelto la convivencia, la concordia y la ley" a Cataluña. Montserrat ha asegurado que "el proceso ha terminado, se ha demostrado que ha sido la gran mentira" y ha criticado el bloqueo de la investidura.

Por su parte, el exministro de Exteriores José Manuel García Margallo ha instado a los partidos independentistas a reconocer que la vía unilateral "no tiene recorrido" y que es un proceso que ha terminado. Margallo ha asegurado que la declaración de independencia no ha sido efectiva porque el independentismo no podía controlar las fronteras ni tenía reconocimientos internacionales, y ha sostenido que la independencia "sería una ruina" para Cataluña.

Asimismo, ha defendido que el bloque constitucionalista impulse un proceso de "regeneración" y intente reconciliar a la sociedad catalana.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha asegurado que se manifiesta en la marcha convocada por SCC para expresar su "indignación" porque no hay Govern en Cataluña. Además, ha reclamado que acabe la aplicación del artículo 155 cuanto antes y que se forme un Govern que "debería trabajar con 'seny', es decir, dentro de la legalidad y pensando en el conjunto del país".

Sobre la investidura, el líder socialista ha criticado que el Parlament está en un "limbo jurídico" a la espera de que se invista a un presidente de la Generalitat o comiencen a correr los plazos.

Por su parte, el presidente del PP catalán, Xavier García Albiol, ha asegurado que ve "improbable, por no decir imposible" que se repitan elecciones en Cataluña. Albiol ha vaticinado que los partidos independentistas lograrán un acuerdo de investidura porque "saben que van perdiendo apoyos" y, a su juicio, no van a querer afrontar unos nuevos comicios.

Albiol ha reivindicado que la manifestación de SCC tiene "la voluntad de coser la división y las heridas" de la sociedad catalana, y ha recordado que el PP quiere que se pueda vivir en diversidad en Cataluña.

Tercera manifestación de Sociedad Civil Catalana

Es la tercera vez que la entidad constitucionalista Sociedad Civil Catalana llama a los catalanes a llenar las calles para evidenciar que "el pueblo catalán no es solo el de los independentistas" y reivindicar unos dirigentes políticos que piensen en el bien de todos los ciudadanos.

Las dos anteriores movilizaciones fueron masivas y tuvieron lugar también en la capital catalana en octubre, mes en el que se celebró el referéndum y se proclamó, sin efecto, la independencia en el Parlament.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine