28 de noviembre de 2017
28.11.2017
Comisión de investigación

El jefe de la UCO se niega a revelar datos de la presunta financiación B del PP

Manuel Sánchez Corbí ha negado rotundamente presiones políticas en la labor de su unidad

28.11.2017 | 12:50
El coronel jefe de la UCO, Manuel Sánchez Corbí.

El coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, se ha acogido al secreto de las investigaciones para no desvelar ninguna pesquisa sobre la supuesta financiación irregular del PP, y ha sido rotundo al negar presiones políticas en la labor de su unidad.

Sánchez Corbí ha comparecido, a propuesta de Unidos Podemos, en la comisión que investiga en el Congreso de los Diputados la presunta financiación ilegal del Partido Popular, pero ha dejado claro que de las investigaciones no pensaba revelar nada "porque estaría interfiriendo en el curso" de las mismas.

Su decisión no ha caído bien entre algunos grupos de la oposición, como de Unidos Podemos, pero también de Ciudadanos, cuyo diputado Toni Cantó ha propuesto que se vuelva a pedir su comparecencia, pero esta vez secreta y a puerta cerrada como prevé el reglamento.

Una solicitud que el presidente de la comisión, Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha acogido, como también el coronel de la UCO, quien ha señalado que se lo planteará al juez para ver si le autoriza a responder a cuestiones de la investigación.

Y sin entrar en ningún dato concreto, el coronel de la UCO sí ha insistido en que los informes de su unidad son "claros y contundentes para que nadie pueda dudar de su tibieza", pero ha recordado que solo tienen carácter de denuncia y que no es hasta el juicio del caso cuando el juez puede otorgarles valor condenatorio.

La única presión, "la de los medios"


Sánchez Corbí ha reiterado que desde que asumió el cargo, en noviembre de 2015, y le consta "que antes tampoco", la UCO nunca ha recibido "presión directa ni de jefes ni de ningún mando político".

"La única presión, si se puede llamar así, es la de medios de comunicación", ha añadido el coronel de la UCO antes de reconocer que la filtración de los informes a la prensa les molesta porque a veces "nos perturban mucho".

También ha reconocido que no responder a las cuestiones de los diputados le colocaba en "una posición tremendamente incómoda", y ha dejado claro que esa actitud no era la que lee gustaría ni quisiera tener, pero es a la que le obligaba el secreto de las investigaciones.

De lo poco que ha podido comentar sobre las investigaciones, Sánchez Corbí ha recordado que, respecto a la operación Taula, relacionada con la presunta financiación irregular del PP de Valencia, fue la denuncia de un arrepentido quien puso sobre mesa la existencia de una trama de corrupción.

Así comenzó la investigación de la UCO, a petición de la Fiscalía de Valencia y que ha dado lugar durante su transcurso a una pieza principal y otras cinco separadas, de las que solo una, ha dicho el coronel, entraría "en la temática de la comisión", mientras que el resto serían "corrupción pura y dura con gente con poca vinculación con la política".

Sánchez Corbí, en respuesta al diputado de Bildu Oskr Matute, ha repetido sus manifestaciones en alguna entrevista cuando indicó que el margen de error en las pesquisas de la UCO "tiene que ser cero" y que intentan que así sea, más que nada porque tratan "temas delicados" en un trabajo que "tiene repercusión y puede hacer daño a la gente".

Sobre las informaciones que publicaron que el Ministerio del Interior quería cesarle, el coronel ha resaltado que ningún ministro le había llamado porque no tenía por qué hacerlo y ha añadido que, al menos hasta que había entrado en la comisión hoy, nadie le había cesado.

Condena por torturas


Durante la comparecencia, el diputado de Bildu se ha referido a la condena a Sánchez Corbí -que estuvo 25 años en la lucha contra ETA- por torturas y maltrato y su posterior indulto, a lo que el coronel le ha respondido que no era asunto de la comisión y que podrían hablar de las actividades pasadas de ambos cuando quisiera Matute.

Por su parte, Juan Pedro Yllanes, de Podemos, ha considerado una "pérdida de tiempo" y "muy poco colaboradora" la actitud del coronel, a quien ha recordado que otros responsables policiales, como los de la UDEF de la Policía, sí habían respondido en la misma comisión.

El máximo responsable de la UCO no ha querido pronunciarse sobre el trabajo de la UDEF sobre financiación del PP y se ha limitado a resaltar que se trata de una unidad de policía que hace "una gran labor" y que sus informes están "al mismo nivel" que los de la UCO, "absolutamente fiables".

A preguntas del diputado del PSOE Artemi Rallo, el coronel ha asegurado que no les afectó las críticas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, al dudar del informe de las UCO que la involucraba en una supuesta adjudicación irregular.

"No nos afectó; nuestro trabajo es para los jueces y cada uno tiene derecho a defenderse como quiera", ha apostillado.

Desde el PP, su diputado Carlos Rojas ha elogiado el trabajo de la UCO contra la corrupción, como también ha hecho el representante del PSOE, pero ha acusado a la oposición de criminalizar ya a su partido sin esperar a las conclusiones de la comisión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine