13 de octubre de 2017
13.10.2017
ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Desafío independentista

La CUP exige a Puigdemont que diga al Gobierno que sí proclamó la independencia

La formación radical advierte de que la respuesta que dé el lunes condicionará que la CUP siga o no en el Parlament

14.10.2017 | 16:22
Nuria Gibert, Portavoz del secretariado nacional de la CUP.

La portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Núria Gibert, ha pedido al presidente de la Generalitat que sea coherente proclamando la república catalana, y que conteste en consecuencia al requerimiento del Gobierno: avisa de que la respuesta que dé el lunes al Estado condicionará que la CUP siga activa o no en el Parlament, con lo que el independentismo podría quedar en minoría en la cámara.

En rueda de prensa este sábado tras la reunión del Consell Polític, Gibert ha asegurado que ya no es posible dialogar con PP, PSOE y CS: "Damos por imposible el diálogo", y ha insistido en que estos partidos no quieren mediar de forma horizontal con el Govern.

Ha subrayado que el presidente Carles Puigdemont debe ser "coherente y estar a la altura de las expectativas generadas", y que una reforma constitucional es imposible porque los catalanes votaron en el referéndum del 1 de octubre que querían una república.

A su juicio, "ha habido un cambio de contexto a partir del día 10", ya que el presidente Puigdemont no actuó según lo previsto "ni en base a las expectativas de buena parte de la sociedad catalana", y la suspensión de la declaración de independencia, ha añadido Gibert, "genera confusión, cierta frustración, no es transparente y no está a la altura de lo que requiere el momento".

Gibert ha asegurado asimismo que "el Estado español, o el bloque PP-PSOE-Ciudadanos, como quieran, no da ningún tipo de margen". "No hay diálogo posible ni mediación, ni espacio donde se puedan sentar los dos interlocutores de forma horizontal. Damos por imposible el diálogo", ha remarcado.

"Esto necesariamente nos lleva a exigir a Puigdemont que dé una respuesta nítidamente afirmativa al requerimiento del Estado y que vaya acompañada de un acto de solemnidad que dé respuesta al resultado del 1 de octubre, por tanto la proclamación de la república", ha manifestado.

"Siguiendo el hilo de coherencia de lo que la gente defendió en los colegios, las urnas, poniendo en peligro sus cargos o sus cuerpos, no se puede más que defender el resultado de las urnas", ha apostillado.

Sobre su posición parlamentaria, ha apuntado que la CUP "no entrará en una lógica de debate en el Parlament sobre asuntos cotidianos, como si nada hubiese pasado, como si no hubiese habido un mandato explícito de proclamación de la república".

"No entendemos medias tintas ni pactos constitucionales, ni pactos en los despachos ni mediaciones entre las élites. El derecho a la república es de todos y toca ahora defenderlo más que nunca", ha agregado.

Preguntada por cómo cree que debería producirse la proclamación de la república que exige a Puigdemont, Gibert ha recordado que las recientes leyes aprobadas por el Parlament indican que ha de ser esta Cámara quien lo haga y que "quien la proclame o la lea es secundario".

Sobre la posibilidad de convocar "elecciones constituyentes", Gibert ha considerado éste un escenario "inverosímil" porque "sólo se pueden convocar elecciones constituyentes si previamente se ha declarado la república".

Carta a Puigdemont


Ayer, la CUP solicitó a Puigdemont mediante una carta a Puigdemont, que proclame la República antes de que el Gobierno aplique el artículo 155 de la Constitución, al considerar que su requerimiento al president supone "una amenaza" y no hay visos de que prospere una mediación internacional.

"Si pretenden seguir aplicando, ahora ya con requisitos formales cumplimentados, las previsiones del artículo 155 de la Constitución española, y nos quieren seguir amenazando y amordazando, que lo hagan con la República ya proclamada", indica el partido antisistema en su misiva.

La carta va en la misma línea que la adoptada anoche por la Asamblea Nacional Catalana (ANC) que, en sesión extraordinaria, acordó pedir al Parlament que "levante" la suspensión de la declaración de independencia que inicialmente hizo Puigdemont ante "la negativa del Estado español a cualquier propuesta de diálogo".

En un comunicado, el secretariado de la ANC señaló que, ante "la negativa del Estado español a cualquier propuesta de diálogo, ya no tiene ningún sentido mantener suspendida la declaración de independencia" del pasado martes, 10 de octubre.

"Ya no tiene ningún sentido mantener suspendida la declaración de independencia. Por esto instamos al Parlament a levantarla, y al presidente y al Govern a implementar la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República", expresa la ANC.



Carles Puigdemont recibió el pasado miércoles un requerimiento en el que el Gobierno le da de plazo hasta el próximo lunes, día 16, para que confirme si el pasado martes declaró la independencia de Cataluña en el Parlament y, en tal caso, le urge a "revocar" esa decisión y a "restaurar el orden constitucional".

La CUP, que da por cerrada "la esperanza en una mediación internacional", asegura que ante el requerimiento del Gobierno "quedar inmóviles ante sus amenazas, sus negaciones y su autoridad, no nos permitirá existir como pueblo".

La CUP concluye diciendo a Puigdemont que "seguiremos sin apoyos internacionales, sin grandes riquezas naturales y sin unos poderes económicos que nos apoyen", pero le llama a proclamar la República con el apoyo "de la gente y con sus esperanzas y con toda su dignidad".

Reunión del Consejo de Ministros


El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, presidirá hoy la habitual reunión semanal del Consejo de Ministros, que se celebrará a tres días del plazo dado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que aclare si el pasado martes declaró la independencia de Cataluña.

A la reunión asistirán todos los miembros del Gabinete excepto los titulares de Defensa, María Dolores de Cospedal; de Economía, Luis de Guindos y de Agricultura, Isabel García Tejerina.

De Cospedal presidirá en Albacete el funeral por el capitán Borja Aybar, fallecido al estrellarse ayer en el Eurofighter que pilotó durante en el Desfile de la Fiesta Nacional; De Guindos acudirá en Washington a las asambleas de otoño del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial y García Tejerina participará en una reunión de ministros de su área en Luxemburgo.

Pero además de los asuntos que requieran una aprobación del Consejo, Rajoy y sus ministros analizarán la evolución de los acontecimientos en Cataluña.



El jefe del Gobierno ya convocó una reunión extraordinaria del Consejo el pasado miércoles en la que se acordó enviar un requerimiento a Puigdemont para que aclare si en su intervención de esa semana ante en el Parlamento de Cataluña declaró la independencia.

El presidente de la Generalitat tiene hasta las 10:00 horas del lunes para responder, y si su contestación es afirmativa, el Gobierno le dará de plazo hasta el jueves para que rectifique esa posición o, de lo contrario, el Gobierno llevará a cabo los trámites para aplicar el artículo 155 de la Constitución.

Ayer, fuentes del Gobierno explicaron que si Puigdemont niega que proclamara la independencia de Cataluña, Rajoy no activaría la segunda fase de ese artículo 155 y se volvería al escenario previo al pleno del Parlament que aprobó la ley del referéndum.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine