Los termómetros al rojo vivo

Julio registra una temperatura media de 25,5º, un grado y medio más que en años anteriores y se convierte en el cuarto más cálido desde 1961

06.08.2016 | 02:11
Dos chicas tomando el sol en un parque madrileño.

Un calor y un bochorno que muchos no pueden soportar. Castilla y León se ha convertido este verano, junto al resto del país, en un pequeño horno con temperaturas que pocas veces se habían vivido desde la década de los 60. Este mes de 2016 se ha caracterizado por tener un "carácter muy cálido", con una temperatura media sobre España de 25,5 grados centígrados, valor que queda 1,5 grados por encima de la media de este mes, teniendo en cuenta un periodo de referencia de 1981 a 2010, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, se ha tratado del cuarto julio más cálido desde 1961, igualado con julio de 1994 y por detrás de los meses de julio de 2015, 2006 y 2010. Por tanto, julio de 2016 se convierte también el cuarto mes de julio más cálido del siglo XXI. La temperatura media ha sido un grado inferior a la de julio del año anterior, en el que se registró el valor más alto de la serie con 26,5 grados.

En líneas generales, la AEMET señala que julio de este año ha tenido un carácter entre "muy cálido y extremadamente cálido" en el sur, centro y oeste de la península, con anomalías de temperatura de alrededor de dos grados en amplias zonas de Andalucía, Extremadura, Castilla-la Mancha, Madrid, Castilla y León y Galicia. En las regiones mediterráneas y en el valle del Ebro ha predominado el carácter cálido, mientras que en el Cantábrico y Baleares ha tenido un carácter entre normal y cálido. En Canarias, el mes resultó, en conjunto, "muy cálido". Igualmente, la oscilación térmica diurna ha sido algo inferior a la normal.

Con respecto a los valores más altos éstos correspondieron a Sevilla donde el día 19 se midieron 42,3 grados centígrados. Las temperaturas más bajas en correspondieron a Molina de Aragón, con una temperatura mínima de 4,3 grados el día 15, seguida de Soria, con 5,5 grados.

Por otro lado, AEMET prevé para la semana que viene la presencia de un potente anticiclón que hará que predomine el tiempo estable, altas temperaturas y el cielo poco nuboso o despejado en la mayor parte del país, situación que se mantendrá hasta la siguiente semana. Las temperaturas ascenderán de forma notable en la mayor parte de la mitad norte peninsular, y descenderán en el extremo sudeste, especialmente en el litoral oriental andaluz, permaneciendo relativamente altas en el suroeste peninsular.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine