Cancelaciones en Vueling

Fomento exige a Vueling un plan de contingencia para el verano

La aerolínea deberá detallar "con total claridad" con qué medios cuenta para hacer frente a la temporada estival

05.07.2016 | 17:12
Julio Gómez-Pomar, secretario de Estado de Infraestructuras.

La aerolínea Vueling trata de atajar su caos operativo, que se concreta en cancelaciones y retrasos en sus vuelos desde el pasado martes, con la contratación de más pilotos y aeronaves, mientras el Gobierno y la Generalitat presionan para normalizar con celeridad la situación y no descartan sanciones.

Aunque hoy la situación ha mejorado respecto a jornadas anteriores -cinco vuelos cancelados, cuatro de ellos con origen o destino en Barcelona, según ha podido comprobar Efe en la web de Vueling-, mañana la situación amenaza con agravarse en este aeropuerto catalán, ya que la compañía, a causa de la huelga en Francia, ha avanzado que cancelará 40 vuelos, 18 de ellos con origen o destino en Barcelona.

Tras ser convocado a una reunión con la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, y con representantes de Aena, Enaire y del aeropuerto de El Prat, el presidente de Vueling, Javier Sánchez-Prieto, ha reconocido hoy, en su primera intervención desde que aflorara la crisis, que la compañía ha tenido fallos dentro de su operativa que está tratando "de reparar".

Para ello, ha dicho que han puesto en marcha "más recursos y más medios para que esa situación no vuelva a repetirse", al tiempo que ha pedido disculpas por los retrasos y cancelaciones de los últimos días.

Ha señalado que la situación "evidentemente" ya no es como los días anteriores y que "poco a poco se está empezando a notar la mejora", aunque ha matizado que "es una operación compleja y existen factores que desencadenan este tipo de circunstancias", como por ejemplo la nueva huelga para mañana de los controladores franceses.




Vueling admite sus errores y contrata 162 refuerzos

Con el objetivo de reducir las incidencias y recuperar la normalidad, Vueling ha contratado seis nuevos aviones y a 32 pilotos, además de reforzar la atención al cliente con 130 personas, dadas las quejas y denuncias de falta de información por parte de muchos de los afectados.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha señalado hoy que Vueling deberá presentar mañana un plan de contingencia que Fomento examinará "a fondo", en el que deberá detallar los medios -aeronaves y tripulación- con los que cuenta para hacer frente a los meses de julio, agosto y septiembre.

El representante de Fomento ha explicado que tanto Aviación Civil como la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) han realizado una evaluación técnica que revela una "posible falta de recursos" para atender las más de 400 operaciones diarias que debe llevar a cabo en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, que ascienden a 700 en todo el mundo.

El secretario de Estado ha recordado que se ha abierto un expediente informativo a la compañía aérea y ha añadido que Aesa, que ha desplazado un dispositivo de inspección al aeropuerto barcelonés, estará "muy vigilante" de cara a la atención que dispense la compañía, al cumplimiento "estricto" de los derechos de los viajeros y a la posible aplicación de sanciones.

Desde Santander, la ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, ha dicho hoy que su departamento actuará con "la contundencia de la ley" con la aerolínea Vueling, y ha recalcado que en España "incumplir los derechos de los pasajeros no sale gratis a nadie".

Reuniones semanales con la Generalitat

También esta tarde, la Generalitat había convocado una reunión de urgencia a la dirección de Vueling, una reunión en la que la aerolínea ha estado representada por su director comercial, David García, y su director de estrategia, Fernando Estrada.

El resultado de ese encuentro, en el que han participado los consellers Josep Rull (Territorio) y Jordi Baiget (Empresa), es que la Generalitat convocará semanalmente a Vueling a una comisión de seguimiento para supervisar cómo está prestando sus servicios.

La administración catalana no descarta imponerle sanciones, si bien por el momento centrará sus esfuerzos en velar porque el caos de Vueling finalice y en recabar el máximo de información sobre lo sucedido.

Los consellers han comentado que Vueling no había sabido precisar cuándo se podrá normalizará el servicio, pero que había admitido que desde el jueves había anulado 56 vuelos en El Prat, con 8.000 personas afectadas.

Los problemas con los vuelos de Vueling han suscitado reacciones de diversos partidos políticos, así como de sindicatos, organizaciones de consumidores, entre otros actores.

Asimismo, el Defensor del Pueblo ha pedido medidas compensatorias por los retrasos y cancelaciones que han sufrido los ciudadanos que tenían que viajar con Vueling, y ha abierto una actuación de oficio para comprobar si se están haciendo efectivas, tal y como establece la normativa europea.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine