Reino Unido deja la UE

Más de 100.000 españoles serán inmigrantes irregulares

Perderán los beneficios que el acuerdo Schengen de libre circulación y residencia ahora les concede

24.06.2016 | 16:54
Más de 100.000 españoles serán inmigrantes irregulares

Los británicos han decidido abandonar la Unión Europea y aunque hasta dentro de unos años no estarán claras las condiciones de 'divorcio', si la salida conlleva también abandonar el Espacio Económico Europeo los cerca de 290.000 británicos que residen en España se convertirían en inmigrantes en situación irregular al dejar de ser ciudadanos comunitarios de pleno derecho y perder así los beneficios que el acuerdo Schengen de libre circulación y residencia ahora les concede. Más de 102.000 españoles estarían en la misma situación.

Así lo ha explicado a Europa Press el abogado experto en Extranjería Francisco Solans, quien ha incidido en que la situación "dependerá de ellos" y de "lo fuerte que vayan a dar el portazo" a la Unión Europea.

"Lo previsible es que se acojan al estatuto que hoy tienen los noruegos, los suizos y los islandeses. Esto implica que se saldrán de la UE pero se mantendrán dentro del Espacio Económico Europeo y por tanto, de su libre circulación y residencia, a no ser que quieran otra cosa, porque no hay que olvidar que gran parte de la campaña del Brexit ha girado en torno a la inmigración y en ese aspecto, se quedarían igual que ahora", ha comentado.

Solans incide en que esta solución "sería la ideal dadas las circunstancias" porque poner "cortapisas" a la libre circulación en la UE implica restringir no sólo el flujo de personas, sino también el de mercancías y capitales. Con todo, "quizá no sería aceptable para quienes han votado el Brexit por su rechazo a los inmigrantes que van allí a trabajar, porque con esa solución el 'fontanero polaco' va a seguir existiendo".

Según señala, Noruega, Suiza, Lienchestein e Islandia tienen un estatuto de libre circulación y establecimiento, con sus tarjetas de ciudadano comunitario, y están sometidos a la normativa europea al respecto en las mismas condiciones que los ciudadanos de la UE. "Esperemos que se imponga el sentido común y no se salgan también de esto. Es una excusa muy buena para que nada cambie aunque haya cambiado todo", afirma.

En el caso de los españoles que allí residen, algo más de 102.000 personas de acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística, la situación sería la misma, según el experto, porque las condiciones en todo caso serían recíprocas. "Al final va a haber un divorcio con muchos hijos en común y van a tener que seguir relacionándose por su bien, aunque no estén en la misma casa", afirma.

Británicos en España: "Esto es un shock"

Decepcionados, tristes y en estado de "shock" son algunas de las sensaciones expresadas por miembros de la principal colonia de británicos en España, la que se asienta en la costa de Alicante, porque creen que el "brexit" les deja en un "limbo".

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) a 1 de enero de 2016, en España residen algo más de un cuarto de millón de nacionales del Reino Unido (253.928) y prácticamente uno de cada tres lo hace en Alicante (72.935), muchos en urbanizaciones costeras de Orihuela, Torrevieja, San Fulgencio, Benidorm, Calpe o Jávea.

"Estoy muy decepcionada, no me lo puedo creer, es un shock", ha relatado a Efe Carol New, profesora inglesa de 47 años, quien ha insistido en su "sorpresa" por el resultado del referéndum ya que estaba convencida de que, aunque por un estrecho margen, ganaría la permanencia en Europa.

Ha relatado que ha hablado con algunos compatriotas "alicantinos" y todos tienen la incógnita de cómo les afectará a nivel particular, sobre todo los jubilados y los que perciben un sueldo en libras esterlinas si se da el supuesto de que esta moneda se deprecia con respecto al euro, lo que les haría perder poder adquisitivo.

"Es muy posible que nos afecte. Nos sentimos menos protegidos a pesar de que, en realidad, nadie sabe exactamente lo que ocurrirá", ha proseguido.

Para el escocés Gary Thompson, de 41 años, "los jubilados que viven en Alicante estarán bastante preocupados" por la posibilidad de perder la sanidad gratuita y ver reducida su calidad de vida.

La parte positiva del resultado está, en opinión de este escocés, en que Escocia "hará en poco tiempo otro referéndum para salir del Reino Unido", lo que le permitirá "en dos o tres años" cambiar su pasaporte actualmente británico "por uno escocés y dentro de Europa".

La galesa Ruth Haswell, de 56 años, ha pasado en pocas horas "del susto a la tristeza y ahora a la rabia", porque su país se abre paso "al recorte de derechos y al racismo" y comienza una etapa "problemática" para los británicos que residen en la UE.

"En realidad no sé cómo nos afectará. No sé si puedo seguir trabajando aquí, si tendré derecho a la pensión, a la atención sanitaria e, incluso, si me convalidarán el carné de conducir porque los británicos entramos en un limbo", ha comentado.

Haswell, que lleva 20 años en Alicante, ha admitido que analizará si le conviene solicitar la nacionalidad española porque quiere ser "parte de Europa", aunque ha añadido que tampoco desea dejar de tener su pasaporte británico.

El inglés Toni Sweeney, de 48, se siente "fastidiado" y ha explicado a Efe que está pensando seriamente en aprovecharse de que tiene familia en Irlanda para pedir la nacionalidad de ese país con el fin de seguir siendo ciudadano comunitario.

"El resultado es increíble, es una decisión muy arriesgada, un salto a lo desconocido que nos deja en el limbo y que choca con lo que la gran mayoría de los jóvenes ha votado, que es quedarse", ha indicado antes de mostrarse preocupado por estas diferencias entre lo que piensan las distintas generaciones dentro del Reino Unido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine