Encuentro en Moncloa

Santamaría y Junqueras escenifican un "deshielo"

Gobierno y Generalitat de Cataluña acercan posturas para "trabajar juntos" pese a las diferencias en soberanismo

29.04.2016 | 07:24
Santamaría y Junqueras escenifican un "deshielo"

El Gobierno y la Generalitat de Cataluña han corroborado la apertura de un proceso de "deshielo" que permitirá "trabajar juntos" en beneficio de los catalanes, aunque persistan discrepancias sobre el uso del Tribunal Constitucional y la financiación, y un claro desacuerdo sobre la independencia.

Así lo han constatado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y su homólogo catalán, Oriol Junqueras, durante la reunión de una hora y cuarto que han celebrado en el Palacio de la Moncloa y que ha venido a alargar el cauce de diálogo abierto la semana pasada por sus respectivos presidentes, Mariano Rajoy y Carles Puigdemont.

Hay una clara discrepancia de fondo sobre la independencia de Cataluña que Junqueras ha resumido así: "Ni yo he dejado de ser independentista ni la vicepresidenta se ha convertido en una apasionada defensora de la independencia".

Para el dirigente de ERC, la "expectativa" de llegar a una posición común al respecto es "muy escasa", ha ironizado.

Ahora bien, estas posturas diametralmente opuestas no son "un impedimento para alcanzar acuerdos en otras cuestiones".

Sáenz de Santamaría ha incidido en ese clima de diálogo, pues antes de traspasar sus líneas rojas de negociación, que ha situado en "la soberanía del pueblo español", hay "otros muchos temas" que nada tienen que ver con la independencia.

"Tenemos una cosa en común: los catalanes; y al margen de posicionamientos políticos queremos resolver los problemas del día a día", ha enfatizado.

La de hoy ha sido la primera vez en muchos años en la que un responsable del Govern catalán comparece en rueda de prensa en Moncloa (con las banderas española y europea al fondo), en vez de desplazarse a la delegación oficiosa de la Generalitat en Madrid, el centro cultural Blanquerna.

"Efectivamente, es la primera vez que estoy en Moncloa y su percepción es acertada en este sentido", ha contestado Junqueras al ser preguntado sobre si podía hablarse de "deshielo" en las relaciones.

No obstante, ha precisado que otra cosa es ver en qué se traduce ese diálogo en los próximos días, para el que ha garantizado que la Generalitat catalana tendrá una "disposición absoluta".

Visión que ha sido compartida por la vicepresidenta. "Hemos abierto un cauce de diálogo que espero que sea estable", ha insistido antes de comprometerse a escuchar y atender a Junqueras en los asuntos que le preocupen, con el deseo de que esa actitud sea recíproca.

Así que, al margen de que el Gobierno central esté en funciones e irrumpa una nueva campaña electoral, cada uno ha prometido estudiar respectivamente las peticiones y, en función de como evolucionen estos asuntos concretos, seguirán hablando de otros.

Recursos ante el TC

Pese a que en los últimos días se ha conocido que ha habido acuerdos en cinco temas, que evitarán la presentación de recursos ante el Tribunal Constitucional (TC), las diferencias sobre este asunto siguen siendo palpables.

Tanto es así que Sáenz de Santamaría ha querido dejar claro que los recursos de inconstitucionalidad se basan en criterios competenciales y constitucionales, no políticos, y que acudir al TC es el mecanismo habitual de resolver esas diferencias.

En ningún caso se trata de pretender la suspensión de toda la ley recurrida, sino sólo de aquellas aspectos que vulneran el marco competencial, y ha recordado Sáenz de Santamaría que mientras el Gobierno ha presentado 32 recursos al TC, la Generalitat ha interpuesto 51.

No obstante, también ha confiado en que a través de instrumentos como las comisiones técnicas bilaterales o las previstas en el artículo 33 de la Ley del Tribunal Constitucional se pueda llegar a acuerdos que eviten la presentación de recursos.

La vicepresidenta no ha querido avanzar qué pasará con la ley catalana de desahucios y pobreza energética, que el Gobierno estudia recurrir, algo que le ha pedido expresamente Junqueras que no haga.

Por su parte, el Gobierno ha planteado a la Generalitat que no recurra una normativa medioambiental de evaluación y acreditación energética.

También en el capítulo de las discrepancias, Junqueras se ha quejado de la "injusta y arbitraria" distribución del techo de déficit, y ha considerado que si hubiera una correcta financiación autonómica y "el Gobierno cumpliera sus obligaciones", no serían necesarios mecanismos como el FLA.

Ante la petición de Junqueras de que se convoque la Junta de Seguridad, que hace siete años que no se reúne, Sáenz de Santamaría ha ofrecido un encuentro al máximo nivel entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el conseller catalán del ramo, Jordi Jané.

Por parte de la vicepresidenta, se ha reclamado a la Generalitat que tome en consideración la firma de dos convenios que están pendientes: uno sobre gestión de emergencias y otro de conectividad en banda ancha de edificios escolares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine