Precampaña electoral

Rajoy pide una mayoría fuerte: "España necesita estabilidad"

Asegura que el país no necesita un Parlamento en el que las fuerzas de la oposición se sumen e "impidan gobernar"

07.11.2015 | 20:54

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido hoy una mayoría fuerte para su partido, el PP, para que no haya un Parlamento en el que las fuerzas de oposición se sumen e "impidan gobernar" al partido que ha ganado las elecciones.

Rajoy ha clausurado en Lorca el congreso de Nuevas Generaciones del PP de Murcia, en una jornada de precampaña en la que también ha visitado el municipio almeriense de Huércal-Overa.

Ante los militantes y dirigentes del PP murciano, Rajoy ha reiterado su mensaje de que el PP es un partido "serio" que da estabilidad frente a las opciones que tienen los electores en estos comicios, por un lado los socialistas y por otro los partidos emergentes como Ciudadanos y PP.

Y sin citar a ninguno expresamente ha insistido en que los "enemigos" de la recuperación económica que ya está en marcha son por un lado "los que trajeron la mayor crisis vivida en décadas", en alusión al PSOE y, por otro, "los experimentos".

"España no está ahora para experimentos, España necesita estabilidad y certidumbre", ha señalado Rajoy.

Así, en un momento en el que ninguna encuesta otorga al PP mayoría absoluta y augura que los populares tendrán que pactar para gobernar, Rajoy ha pedido una mayoría fuerte para el PP con una advertencia: "No queremos un parlamento donde los gobiernos no puedan gobernar porque todos (los demás) se pongan de acuerdo", ha dicho.

Por otro lado, y a dos días de que el Parlament catalán debata la moción de los partidos soberanistas que apuesta por iniciar el proceso de ruptura con España, el jefe del Ejecutivo ha vuelto a insistir en que la ley está de parte de los "demócratas" y el Estado cuenta con todos los recursos necesarios para frenar el "chantaje" independentista.

Los secesionistas "no van a romper nada" ni van a conseguir "ni uno solo de sus objetivos", ha asegurado Rajoy, quien ha pedido pero también ha garantizado "tranquilidad", además de volver a prometer que la respuesta al "desafío" que se plantea se hará "con templanza y con determinación, con firmeza pero también con proporcionalidad".

"Se está jugando con algo muy importante y que nos importa a todos mucho, con nuestro país, se está jugando con España, no lo vamos a aceptar y tenemos a favor la Constitución y la ley, que es la expresión de la voluntad de la mayoría" de los españoles, ha dicho.

Por eso, ha insistido, no va a aceptar que la ley se incumpla "ni en Cataluña ni ningún otro lugar", como tampoco admitirá que "se juegue con nuestros sentimientos, con nuestras convicciones con nuestra nación y tampoco con la ley".

Y ha augurado que "no va a haber ni fracturas ni dramas, ni mucho menos se va a privar a los españoles de algo que les pertenece: el derecho a decidir sobre lo que quieren que sea su país, que es España".

Respuesta a las pretensiones independentistas

En este acto, tanto Pedro Antonio Sánchez como Ramón Luis Valcárcel han expresado su apoyo a Rajoy por la forma en que está llevando su respuesta a las pretensiones de los independentistas.

Sánchez ha dado a Rajoy el apoyo de la región para que mantenga esa "línea incuestionable, nítida y clarísima" que es "la defensa de una gran nación" ante la que no puede haber "titubeos ni atajos ni experimentos ni ocurrencias".

Valcárcel, por su parte, ha subrayado su "orgullo" por la "seriedad y la contundencia" con la que Rajoy está respondiendo.

Ante ambos, Rajoy ha puesto a Murcia como ejemplo de la recuperación que está viviendo el país, y que en esta comunidad, ha dicho, se nota ya con más fuerza.

Y también se ha servido de las quejas que Pedro Antonio Sánchez ha hecho a la actitud de PSOE, Podemos y Ciudadanos en Murcia, por unirse en numerosas ocasiones en el parlamento para impedir que prosperen iniciativas del Gobierno autonómico, para advertir de que el PP necesita en el Congreso una mayoría que evite esa situación.

También ha aprovechado este acto para prometer a los vecinos de Lorca que el Gobierno seguirá ayudando a esta localidad -afectada por un terremoto en mayo de 2011- el tiempo que sea necesario y "cueste lo que cueste".

El presidente del Gobierno ha subrayado que los populares tienen "argumentos y razones" para volver a pedir el apoyo de los electores, aunque también ha admitido que se han cometido "muchos errores", cosa que otros, ha dicho, no hacen.

Y ha cerrado su discurso de Lorca insistiendo en que el PP es un partido "serio" que no "nació en una tertulia" ni es un "invento de ninguna campaña publicitaria", en clara alusión a los partidos emergentes.

Todo en una jornada en la que el presidente del Gobierno se ha dado también un paseo por la localidad almeriense de Huércal-Overa, que ha transcurrido entre aplausos, besos y fotos.

Una imagen que se repetirá en las próximas semanas porque los populares están diseñando una precampaña y una campaña para el presidente más centrada en pueblos y en actos pequeños que en los tradicionales grandes mítines que el PP ha hecho siempre en ciudades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine