Elecciones Catalunya 2015

Romeva: "Con 68 diputados se podría inicar el proceso"

El cabeza de lista de Junts pel Sí opina que la "tensión" actual entre España y Cataluña es "insostenible"

14.09.2015 | 15:27
Romeva fija en 68 diputados el límite para iniciar el proceso independentista
Play
Romeva: "Con 68 diputados se podría inicar el proceso"

El candidato de la lista unitaria Junts pel Sí, Raül Romeva, ha señalado este lunes que muchos catalanes consideran que el Estado español está "en contra" de Cataluña y ha avisado de que si su candidatura ganara en escaños, aunque no en votos, bastaría para la independencia de esa comunidad autónoma. "(Con 68 diputados) se podría iniciar ese proceso --ha dicho--. Si se quieren contar votos, que se haga un referéndum y hablamos".

Así lo ha puesto de manifiesto en una desayuno informativo organizado por Nueva Economía Forum, donde el exeurodiputado de ICV ha puesto de relieve el derecho de Cataluña a convertirse en un Estado independiente de España, algo que ve "normal" teniendo en cuenta que desde 2004 en la UE han entrado hasta trece estados nuevos, siete de los cuales no existían hace años.

"Es algo factible, viable", ha subrayado Romeva, quien ha apuntado que la lista que encabeza no quiere que Cataluña se quede "fuera de la UE". "¿A quién le interesa política, económica y socialmente una Cataluña fuera de la UE? A Cataluña no, pero a España y a Europa tampoco", ha dicho.

Es más, este político nacido en Madrid se ha mostrado convencido de que en un futuro inmediato Cataluña será "el principal aliado" de España, igual que España acabará siendo "el primer aliado de Cataluña" en Europa y en el mundo.

"La paciencia se acaba"

A su juicio, para resolver la situación de "tensión" actual entre España y Cataluña, que se ha tornado "insostenible" e "inviable", es necesario que el Estado español se muestre "a favor, y no en contra" de la voluntad que millones de catalanes expresaron el pasado 11 de septiembre en las calles de Barcelona.

Romeva cree que si la participación en las manifestaciones con motivo de la Diada se ha incrementado en los últimos años, sobre todo a raíz de la sentencia del Tribunal Constitucional contra el Estatut, es porque "algo muy importante se ha roto" y porque "la paciencia se acaba".

En su opinión, la actitud del PP y del PSOE "compitiendo" por ver quién "usa más y mejor" a Cataluña ha "alimentado" más de manifestantes las calles de Barcelona que cualquier declaración de políticos catalanes. Y es que, para Romeva, las últimas declaraciones de los partidos "españoles" constatan que Cataluña es un "instrumento" al servicio de las elecciones generales del próximo diciembre.

En este punto, cree que las cosas en Cataluña están como están porque en su día no se le planteó ni se ofreció la posibilidad celebrar un referéndum al estilo escocés. "Había escenarios alternativos, pero los han obviado e incluso maltratado", ha afirmado.

Romeva se ha mostrado prácticamente seguro de la victoria del independentismo en las urnas pero ha rehusado hablar de posibles pactos postelectorales o desvelar cuál será su papel a partir del próximo 27 de septiembre. "Esto no va de responsabilidades personales, sino de un proyecto colectivo. Ahora no toca", ha zanjado.

En este punto, tampoco ha querido opinar sobre el calificativo de "traidor" que algunos le han lanzado por abandonar ICV y a su líder, Joan Herrera, para embarcarse en la candidatura proindependentista. "No voy a calificar los calificativos. Las relaciones personales tienen que quedar al margen", ha dicho Romeva, quien ha insistido que la única razón que le ha llevado a encabezar la candidatura de Junts pel Sí es que "es lo que toca hacer".

Un país de y para todos

En caso de que ésta alcanzara la mayoría el próximo día 27, se comenzará el proceso de transición hacia una Cataluña independiente, un proceso que, según ha indicado, será "rápido" porque las estructuras del Estado para construir un nuevo país ya están diseñadas.

Además, ha indicado que el Gobierno que salga de las urnas será un Gobierno de "transición" que se dedicará a construir un país "de y para todos", así como a atender todas las situaciones de emergencia social sin hacer políticas concretas desde el punto de vista ideológico.

Por ello, ha restado importancia a la posibilidad de que los votantes de izquierdas no lleguen a aceptar a un presidente "de derechas" como Artur Mas. "La lista de Junts pel Sí responde a una circunstancia temporal y excepcional", ha remachado.

Por último, preguntado sobre si comparte con Mas que los casos de corrupción en Cataluña son "personales" y "aislados" --Convergència está afectado por algunos--, Romeva se ha limitado a responder que "el mal uso" de los recursos públicos es algo que debe "atajarse de raíz, suceda donde suceda".

"Éste es un problema que no debe minusvalorarse y requiere medidas tajantes y ejemplarizantes, así como estructuras que impidan que se produzcan este tipo de prácticas --ha dicho--. La posibilidad de crear un Estado desde cero supone una oportunidad para poder atajar de fondo esta cuestión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine