Barómetro del CIS

Diferencias entre estimación e intención directa de voto

Los resultados de las encuestas difieren sensiblemente en función del tipo de metodología empleada

05.08.2015 | 13:43

Las encuestas sobre estimación de voto e intención directa de voto suelen llevar a equívocos por la disparidad de resultados que habitualmente arrojan. Pero, ¿dónde radica la diferencia?

La intención de voto directo se obtiene preguntando de manera directa a los encuestados a quién votarían si las elecciones se celebrasen en ese mismo día. Por eso, normalmente, se dice que la intención de voto directa es la que responde a "la voz de la calle".

Estos datos hay que interpretarlos con mucha cautela. "No suponen ni proporcionan por sí mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales", explica el CIS.

Generalmente, no son los que más se tienen en cuenta a la hora de hacer proyecciones de voto. La referencia más habitual es la que ofrece la estimación de voto. Este dato difiere sensiblemente del de intención de directa de voto y se elabora a partir del análisis de las respuestas que los encuestados ofrecen a una serie de cuestiones, como el voto en anteriores elecciones o las simpatías políticas.

El resultado de cada encuesta de estimación de voto está influida por el modelo que se aplica para interpretar los datos recabados, pero casi siempre los números finales se acercan de forma más fidedigna a la realidad que los que recoge la simple intención directa de voto.

Los datos que las empresas demoscópicas suelen ofrecer sobre proyección de voto en diferentes escenarios son, generalmente, de este segundo tipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine