Informe oficial

Los partidos recibieron 216 millones de las arcas públicas

El Tribunal de Cuentas cifra en esa cantidad los recursos públicos destinados a los partidos políticos en 2013

30.07.2015 | 19:19

Las cuentas de PP y PSOE

  • El PP ingresó en 2013 un total de 76,7 millones de euros, de los que 58,3 millones procedían de financiación pública, en tanto que el PSOE obtuvo 64,2 millones de euros, 44,3 de los cuales procedían de las arcas públicas.
  • De acuerdo con el informe, el PP cerró el ejercicio con un resultado positivo de 14,8 millones de euros y un patrimonio neto acumulado de 70,3 millones. Su deuda con entidades de crédito ascendía a 40,5 millones de euros, un 25 % menos que un año antes.
  • El 76 % de los ingresos del PP procede de fondos públicos, es decir 58,3 millones, un 21,21 % menos que en 2012.El partido recibió además 18,3 millones de euros de financiación privada, de los que 13,8 salieron de cuotas de afiliados y aportaciones de cargos públicos. En concreto, los afiliados dieron 4,3 millones y los cargos públicos 9,4. El Tribunal indica que el PP contabilizó "indebidamente" de forma conjunta esos ingresos.
  • Respecto a las cuentas del PSOE, el Tribunal considera los resultados del ejercicio "sobrevalorados" en 2,5 millones de euros, en especial por discrepancias en el capítulo de ingresos y beneficios de ejercicios anteriores. Según el informe, los socialistas debían 64,5 millones de euros en 2013. El patrimonio neto del partido ascendía a 43,2 millones de euros y los ingresos de 2013 fueron de 64,2 millones de euros, de los que 44,4 procedieron de fondos públicos y 17,2 de origen privado.
  • El Tribunal detectó donaciones sin identificar por importe de 8.848,67 euros, aunque posteriormente el PSOE ha aportado información suficiente para acreditar el origen de los fondos salvo 958,67 euros.

     

Los partidos políticos recibieron en 2013 216,7 millones de euros de financiación pública, según el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas, que cifra en 42,8 millones de euros las aportaciones económicas de militantes y afiliados y en 5,9 millones las donaciones recibidas por las formaciones políticas.

El informe hecho público hoy por el Tribunal de Cuentas revela que la deuda de los partidos con entidades de crédito ascendía en ese ejercicio a 205,7 millones de euros, de los que 127 corresponden a deudas con garantía hipotecaria.

La deuda vencida representó 1,7 millones de euros, distribuyéndose entre Eusko Alkartasuna (0,8 millones), Izquierda Unida (0,4) y Unió Democrática de Cataluña (0,5).

El tribunal denuncia en el informe, que ha fiscalizado a 32 formaciones políticas, algunos "incumplimientos de la prohibición de recibir donaciones anónimas" en dos de los partidos, aunque añade que representaban "importes insignificantes".

Así, en el PSOE se detectaron donaciones en 2013 por importe de 8.848,67 euros, que no estaban identificadas en el momento de su aceptación, aunque 7.890 euros se identificaron después en el ejercicio de 2015, por lo que sólo mantiene sin aportar esos datos sobre 958,67 euros.

Más insignificante aún es la cuantía de las 3 donaciones no identificadas por Izquierda Unida por un total de 600 euros.

Otros incumplimientos que destaca es la ausencia de cuentas bancarias específicas para ingresar las cuotas y aportaciones de afiliados y simpatizantes o el ingreso de donaciones en cuentas no destinadas en exclusiva a este uso.

En concreto, 11 formaciones han incurrido en esta irregularidad porque no tienen cuentas específicas para las aportaciones de afiliados o porque en ellas figuraban además otros ingresos.

También figuran donaciones que no han sido ingresadas en cuentas bancarias destinadas en exclusiva a ese fin por un importe conjunto de 59.709,14 euros, correspondientes a Compromìs, Esquerda Unida i Alternativa, Iniciativa per Catalunya Verds, PSOE y Unió Democrática de Catalunya.

También en algunos casos se han registrado donaciones de personas jurídicas, en concreto por Convergencia Democrática de Cataluña y Unió Democrática de Catalunya, sin que conste el acuerdo "preceptivo del órgano social competente", como es requerido.

Además, el Tribunal de Cuentas ha constatado el incumplimiento de la prohibición legal de realizar pagos en efectivo por importes superiores a 2.500 euros por parte de algunos partidos: Esquerra Republicana (1 pago), Izquierda Unida (3), PP (1) y PSOE (1).

Igualmente, algunas formaciones continuaban manteniendo participaciones en sociedades mercantiles cuando tienen prohibida cualquier actividad mercantil, como Eusko Alkartasuna y el PNV, que tienen participaciones en sociedades dedicadas a la administración de bienes inmuebles vinculados a las actividades del partido y en la explotación de servicios de hostelería.

En los 216,7 millones de euros de fondos públicos que recibieron los partidos en 2013 se incluyen las subvenciones estatales para sufragar los gastos de seguridad de los partidos por un total de 2,7 millones.

El Tribunal también ha solicitado información sobre las subvenciones para los grupos institucionales vinculados a los partidos políticos, que ascendieron a 134,9 millones de euros.

Respecto a las donaciones privadas, de los 5,9 millones que los partidos recibieron en 2013, 5,8 fueron donaciones de personas físicas y 0,1 millones de personas jurídicas.

Destaca también el informe que los 32 partidos fiscalizados en 2013 presentaron las cuentas anuales consolidadas de sus federaciones, y que IU por primera vez incluyó los estados consolidados de todas sus federaciones territoriales.

No obstante, señala también que debería haber incorporado las cuentas consolidadas de las organizaciones que integran la coalición (Partido Comunista de España, Izquierda Abierta, Izquierda Republicana y Colectivo de Unidad de los Trabajadores).

Una de las recomendaciones del órgano fiscalizador es que los partidos acrediten un sistema de control interno para garantizar una adecuada contabilización, descripción que no han presentado 21 de los 32 partidos fiscalizados.

Del análisis de las cuentas rendidas, el Tribunal detecta además la existencia de seis partidos con patrimonio neto negativo, es decir en quiebra técnica, entre los que destaca por sus elevadas cuantías a Izquierda Unida, Convergencia Democrática de Cataluña y Unió Democrática de Cataluña, a los que recomienda ajustar sus actividades económicas.

Por último, el Tribunal ha fiscalizado 41 fundaciones vinculadas a partidos y ha detectado que nueve de ellas tienen patrimonio neto negativo, en especial las fundaciones Ideas para el Progreso y Pablo Iglesias, ambas relacionadas con el PSOE, con saldos negativos de 2,5 y 1,5 millones de euros, respectivamente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine