26 de julio de 2015
26.07.2015
Accidente en Francia

El conductor del autobús de Lille, libre pero imputado

El juez le acusa de "heridas involuntarias" e imprudencia - Trece jóvenes siguen ingresados, aunque fuera de peligro

27.07.2015 | 20:02
Ya están en España parte de los jóvenes accidentados en Francia
Play
Gran parte de los jóvenes ya han vuelto a España.

Posibles consecuencias de la imputación

  • El artículo 222-19 del código penal francés describe el delito contemplado como las lesiones a terceros por "torpeza, imprudencia, falta de atención, negligencia u omisión de la debida atención a una obligación de seguridad o de prudencia".
  • Si la víctima queda inhabilitada para trabajar durante menos de tres meses, la pena consiste en una multa de hasta 1.500 euros mientras que si las lesiones impiden que desarrolle su actividad laboral durante más de ese plazo, la sanción puede alcanzar los dos años de cárcel y 30.000 euros de multa.

El conductor del autocar español con 59 personas a bordo accidentado en Lille, en el norte de Francia, ha sido imputado por "heridas involuntarias" y "violación deliberada de una obligación particular de seguridad o prudencia", pero quedó en libertad bajo control judicial.

Fuentes judiciales señalaron a Efe que el chófer puede volver a España esta misma noche, con la obligación de responder a las distintas convocatorias que reciba hasta la fecha del juicio, que podría celebrarse dentro de entre 12 y 18 meses.

El conductor, que en el momento del siniestro cubría la ruta entre Bilbao y Amsterdam, puede volver a conducir en España, pero no podrá ejercer su actividad en Francia hasta que se decida la sentencia.

El juez de instrucción retuvo los cargos solicitados por la Fiscalía, por los que podría recibir una pena de tres años de cárcel y 45.000 euros en el caso de la "violación manifiestamente deliberada" de la obligación de seguridad o prudencia, y una multa de 1.500 euros por las heridas involuntarias.

Entre las heridas involuntarias se contempla que haya para los afectados una incapacidad de trabajo inferior a tres meses o que no se vaya a dar una incapacidad laboral total.

El conductor, que dio negativo en las pruebas de alcoholemia y estupefacientes que se le practicaron el domingo, admitió durante su interrogatorio ante la Fiscalía que se fió del GPS sin prestar suficiente atención a la ruta.

La investigación abierta está examinando el cronotaquígrafo, un dispositivo que registra las actividades de los vehículos destinados al transporte de personas o mercancía, para ver si circulaba a mayor velocidad de la permitida.

El accidente tuvo lugar el domingo a las 05.29 hora local (03.29 GMT) cuando el autocar, de una planta, se quedó sin techo e incrustado en mitad un túnel demasiado bajo (de 2,60 metros) del Grand Boulevard de la periferia de Lille.

Trece ingresados fuera de peligro

Según el último parte médico del hospital universitario de Lille (CHRU), 13 españoles seguían hoy ingresados, aunque fuera de peligro, de los 34 atendidos en ese centro hospitalario tras el impacto.

Los afectados que han podido viajar se desplazaron esta mañana en autobús desde Lille hasta el aeropuerto parisino de Orly, donde enlazaron con un vuelo que los trasladó a Bilbao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine