Puerto Lumbreras

El padrastro de Yéremi se hizo pasar por uno de los acosadores

Simuló que su cuenta de Twitter había sido hackeada para dar con los dos jóvenes de Puerto Lumbreras

14.07.2015 | 09:05

El padrastro de Yéremi Vargas, el niño desaparecido en marzo de 2007 en un municipio de Gran Canaria, decidió actuar por su propia cuenta cuando su mujer, Ithaisa Suárez y madre de Yéremi, empezó a recibir en 2013 expresiones vejatorias y mofas por teléfono y redes sociales. Su marido se hizo pasar por un hacker y, después de una indagación que le ha llevado dos años, consiguió dar con la identidad de los acosadores, que resultaron ser dos jóvenes de la localidad de Puerto Lumbreras.

Los datos de los dos vecinos, que "formaban parte de un grupo de hackers", no han trascendido para no entorpecer la investigación policial, aunque la familia apunta que la próxima semana se harán públicos los nombres de las personas que han "acabado con la salud de la madre de Yéremi".

Así lo afirma el propio padrastro de Yéremi, Yonathan Guisado, quien relata a este diario que tomó cartas en el asunto cuando vio que su mujer "se derrumbaba ante tales actos obscenos y macabros". Los acosadores llamaban por teléfono a la familia y les espetaban frases como: "Sabemos quién tiene el cadáver de tu hijo", "estamos violando a Yéremi" o "Yéremi juega bien al escondite", siempre según el relato del padrastro del menor desaparecido, quien especifica que a través de las redes sociales también sufrieron acoso.

"Estaba dispuesto a llegar hasta donde hiciera falta con el fin de que se hiciera justicia", asegura Guisado. Así, se infiltró en "un grupo de hackers" tuiteando burlas directas contra él mismo en su cuenta de Twitter para obtener "la confianza" de los agresores. "Desde mi propio perfil, simulé que me habían robado mi cuenta de la red social y me gané a estos impresentables", detalla. "Durante dos años guardé el número de teléfono de los acosadores, pero no fue hasta el mes pasado cuando vi un descuido de ellos y pude identificarles". Todo apuntaba a que los responsables de las llamadas y los mensajes vejatorios eran dos vecinos de Puerto Lumbreras, quienes compartían un grupo en las redes sociales.

Fue entonces cuando Guisado denunció el acoso "reiterado" de los dos jóvenes hacia su mujer con datos y fotos de los sospechosos. La Policía Local de Puerto Lumbreras puso en marcha una investigación para esclarecer los hechos y dar con los autores, pero se desconoce la evolución de las pesquisas. Desde el Ayuntamiento tampoco quisieron hacer declaraciones.

"He sufrido mucho con este tema", asevera Guisado sobre un camino que ha sido "oscuro y lleno de agonías y sufrimiento". Y añade: "Creo que es hora de tener la misma justicia que tuvieron las víctimas del accidente aéreo de Alemania, ya que uno de los que denunciamos hizo lo mismo hace dos años con esa pobre gente y al día siguiente fueron detenidos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine