Crisis griega

Rajoy alerta de un posible pacto PSOE-Podemos

El jefe del Ejecutivo emplea el caso griego para advertir de las consecuencias de un acuerdo entre ambos partidos

08.07.2015 | 19:00
Rajoy, con el presidente de Perú, Ollanta Humala.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que "algo ha pasado en Grecia" para que en pocos meses haya empeorado su situación económica y ha advertido de que el hecho de que el PSOE quiera cambiar las reformas con el apoyo de Podemos es "malo para España y muy malo para los españoles".

Rajoy ha sido preguntado por las posibles consecuencias para España de una alianza del PSOE y Podemos tras las elecciones generales en la conferencia de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa junto al presidente de Perú, Ollanta Humala.

Al plantearle si lo que está ocurriendo en Grecia con el Gobierno de Syriza podría pasar también en España si hubiera un pacto entre los socialistas y Podemos es cuando ha realizado una reflexión sobre la evolución económica en el país heleno y en España.

"En España, las políticas reformistas puestas en marcha han funcionado y dar marcha atrás sería un disparate", ha advertido.

Ha sido en ese contexto cuando ha insistido en que ver que el PSOE quiere contar con el respaldo de Podemos para cambiar esas decisiones le lleva a la conclusión de que no es bueno para España.

Rajoy ha subrayado que cuando él ganó las elecciones, España estaba "a punto del rescate y al borde de la quiebra" y, ahora, el país es el que más va a crecer de la Unión Europea.

Mientras tanto, ha expuesto lo que ha ocurrido en Grecia después de que en los últimos meses Syriza haya estado al frente del Gobierno.

"Grecia iba a crecer casi el 3 por ciento este año y ahora está en crecimiento negativo, el Fondo Monetario Internacional decía que su deuda era sostenible y ahora no, y el 'corralito' hace cinco o seis meses no existía y ahora lo hay. Algo ha pasado ahí", ha recalcado.

Estas consideraciones han llevado al presidente del Gobierno a advertir de que la demagogia suele chocar con la realidad.

"Hablar es muy fácil y prometer también, pero gobernar es un poco más complicado y tomar decisiones difíciles no es agradable y no tiene ninguna gracia, pero esa es una de las obligaciones de un gobernante que se precie, que tiene que ser valiente y hacer reformas", ha añadido.

A su juicio, no hacer nada sólo sirve para dañar a los compatriotas de los gobernantes y para no resolver ningún problema.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine