Alcalá de Guadaíra

Denuncian un posible trato de favor a Pantoja en la cárcel

Un sindicato de funcionarios de prisiones afirma que se está dispensando una atención especial a la tonadillera

24.11.2014 | 20:07
Pantoja, en el centro, a su llegada a la cárcel.
Pantoja, en el centro, a su llegada a la cárcel.

La Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip) ha denunciado hoy un "supuesto trato de favor" a la tonadillera Isabel Pantoja por parte de la dirección de la cárcel de Alcalá de Guadaíra, donde ingresó el pasado viernes.

En un comunicado, la Acaip, que se declara sindicato mayoritario en el sector y afiliado a USO, ha informado de que ha remitido un escrito a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para interponer una queja "contra la dirección del centro penitenciario de Alcalá de Guadaira en relación a su proceder ante el ingreso en prisión de Isabel Pantoja".

Han requerido a Instituciones Penitenciarias información sobre lo aparecido en prensa en el sentido de que la "dirección ha dado órdenes de preparar una celda especial para la reclusa Pantoja, pulir los azulejos, dotar con un colchón nuevo y limpieza extraordinaria" y que han "enseñado las dependencias a esta interna, como si de una visita organizada de cualquier actividad se tratase".

Si se confirman estos hechos, la Acaip ha sostenido que "no cabe otra opción que el cese de la directora del centro penitenciario, María Isabel Cabello, y a la apertura de expediente disciplinario".

Otros motivos que alegan la Acaip en su queja son que la directora del centro se ha dirigido a los trabajadores en una nota de dirección fechada el 19 de noviembre recordándoles sus obligaciones, algo que consideran innecesario dada su "experiencia y profesionalidad".

Además, han aducido que todos los días ingresan personas en ese centro y "no por ello se sacan notas de la dirección dirigidas a la plantilla", actitud con la que la directora demuestra, según la Acaip, su "falta de profesionalidad al tratar a esta interna -Pantoja-, incluso antes de ingresar en prisión, de forma diferentes que al resto de la población reclusa".

Ante esto, ha expresado su repulsa por que la "administración penitenciaria haya colocado a la plantilla de esta prisión el cartel de sospechosos de filtraciones y de incumplir la ley de protección de datos, cuando la única que conocía el ingreso de esa señora era la directora".

Según esta agrupación, la dirección del centro penitenciario pretende que los funcionarios controlen el movimiento interno de todos los empleados cuando "los trabajadores de prisiones están para vigilar a los presos, no entre ellos mismos".

Instituciones Penitenciarias lo niega

Instituciones Penitenciarias niega que se está dando trato de favor alguno a la tonadillera Isabel Pantoja en la cárcel de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), como ha denunciado la Agrupación de Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciarias (Acaip).

Fuentes de Instituciones Penitenciarias han negado rotundamente a Efe que la tonadillera, que ingresó en el centro el pasado viernes para cumplir una pena de dos años de prisión por blanqueo de capitales, goce de privilegio alguno.

Las fuentes responden así a un comunicado de Acaip, en el que requiere a Prisiones información sobre noticias aparecidas en la prensa en las que se afirma que se han dado "órdenes de preparar una celda especial para la reclusa Pantoja, pulir los azulejos y dotar con un colchón nuevo y limpieza extraordinaria" su celda.

Otras fuentes penitenciarias han explicado a Efe que Pantoja está ingresada en un módulo de respeto, en el que los presos se acogen a una especie de contrato con normas y compromisos sobre el mantenimiento de las dependencias y se implican en tareas como el cuidado de los espacios comunes o la organización de actividades.

Una amplia mayoría de los módulos de las cárceles españolas son de esta categoría y en ellos los internos llevan a cabo labores como la limpieza y recogida del comedor tras las comidas diarias.

Es el caso de Isabel Pantoja, a la que le ha tocado -y no elegido, precisan las fuentes- contribuir a la limpieza del comedor con otro grupo de presas.

Isabel Pantoja comparte celda. Cuando se levanta, como el resto de las reclusas, hace su cama y desayuna en el comedor, que luego recoge con otras presas. De igual manera, desempeña esta tarea tras el resto de las comidas diarias.

No se trata de un empleo retribuido, como hay otros en las cárceles, sino de una más de las actividades de sostenimiento del módulo de respeto a las que se comprometen los reclusos asignados a esas dependencias

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine