Educación

Discrepancias sobre la reforma en el acceso universitario

Wert explica a las autonomías las líneas de un plan que haría desaparecer la selectividad - Cataluña, molesta

 19:37  

EFE / MADRID Cataluña ha vuelto a discrepar hoy de la reforma educativa planteada por el Gobierno central, en este caso a propósito del nuevo sistema de acceso a los estudios universitarios oficiales, que supone la desaparición de la selectividad como tal.

El secretario catalán de Universidades, Antoni Castellà, no ha asistido a la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria de hoy en Madrid como protesta por el tratamiento que el anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) otorga al catalán.

En esta sesión, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha tratado con el resto de comunidades la modificación del sistema de entrada en las enseñanzas oficiales universitarias. Pero en Barcelona, Castellà ha opinado que la supresión de la selectividad creará un "caos absoluto" en el sistema universitario y la "indefensión" de los estudiantes.

En la conferencia de prensa posterior a la reunión sobre universidades, Wert ha comentado que Castellà "lo dirá o no", pero está de acuerdo con lo que prevé la Lomce sobre el acceso universitario, según ha apuntado el ministro.

También ha confiado en que se pueda restablecer el diálogo con Cataluña tanto en la Conferencia General de Política Universitaria como en otros foros, en alusión a la Conferencia Sectorial de Educación, que la consejera catalana Irene Rigau abandonó ayer en desacuerdo con la cuestión del catalán en la reforma educativa.

El director general de Universidades de Andalucía, Manuel Torralbo, ha declarado a la prensa que tanto su comunidad como Asturias no están de acuerdo con la posibilidad de que las universidades puedan poner una prueba de acceso, que se sumaría a la evaluación que hay que superar para poder obtener el título de bachiller.

El ministro ha replicado que los procedimientos específicos de acceso de las universidades son "potestativos" de éstas, así que "a nadie se le obliga a ponerlos". Pueden utilizarlos, ha argumentado, quien crea que, quizás, uno de los ingredientes que le falta al sistema universitario español es la capacidad de diferenciación interna.

Los procedimientos de admisión en las universidades, que podrán ser comunes entre ellas, podrán tener en cuenta uno o varios criterios adicionalmente, como la calificación final de bachillerato, modalidad y materias cursadas en esta etapa relacionadas con los estudios universitarios o calificaciones obtenidas en éstas.

También podrán considerarse la formación académica o profesional complementaria del alumno y estudios superiores cursados antes. De forma excepcional, las universidades podrán establecer evaluaciones específicas de conocimientos y competencias académicas. En cualquier caso, el valor de la calificación final del bachillerato será del 60 por ciento como mínimo en el procedimiento de admisión.

Enlaces recomendados: Premios Cine