Operación Crucero

Díaz Ferrán tenía un kilo de oro y 150.000 euros en casa

La Audiencia Nacional investiga ocultación de bienes del empresario, entre ellos pisos en Madrid y Nueva York

 11:55  

EP/MADRID La Policía ha encontrado un kilo de oro y 150.000 euros en metálico en el registro practicado en la casa del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán; un millón de euros en el domicilio del empresario valenciano Ángel de Cabo y 400.000 euros, también en metálico, en el domicilio de otra de las detenidas, Susana Mora, quien ejercía como secretaria de uno de otro arrestado, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Según la cotización actual del oro, la cantidad de ese metal precioso encontrada en el domicilio de Díaz Ferrán estaría valorada en torno a los 60.000 euros. Además, los agentes han intervenido varios coches de alta gama pertenecientes a las empresas de los detenidos en el marco de la 'Operación Crucero', según las mismas fuentes consultadas.

En total han sido detenidas nueve personas entre Madrid y Valencia a los que se les acusa de haber cometido presuntamente delitos relacionados con el alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible, entre otros. La Policía no descarta además nuevos arrestos.

En el marco de estas detenciones se han llevado a cabo ocho registros tanto en los domicilios particulares de los arrestados como en domicilios sociales de empresas.

Noche en comisaría

Díaz Ferrán pasará la noche en comisaría. Fuentes policiales han explicado a Europa Press que el empresario, que el 27 de diciembre cumplirá 70 años, permanecerá previsiblemente en las dependencias policiales del distrito madrileño de Moratalaz para pasar la noche en los calabozos.

De hecho las fuentes consultadas han indicado que tras el registro practicado en su casa, Díaz Ferrán ha sido trasladado directamente a Moratalaz para prestar declaración ante la Policía.

En total han sido detenidas nueve personas entre Madrid y Valencia a los que se les acusa de haber cometido presuntamente delitos relacionados con el alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible, entre otros. La Policía no descarta además nuevos arrestos.

Además de Díaz Ferrán y el empresario valenciano Ángel de Cabo, también ha sido arrestado el empresario Iván Losada Castell, consejero delegado de Nueva Rumasa y colaborador en Posibilitum de De Cabo. La Policía también ha detenido a Susana Mora, quien actuaba como secretaria de Losada --según fuentes de la investigación-- a su cuñado Teodoro Garrido y los testaferros de De Cabo, Rafael Tormo, Antonio García Carmelo José E. G.; Antonio G.E., y José Enrique P.M.

Ocultación de bienes

La Audiencia Nacional investiga numerosas operaciones de ocultación de bienes que llevó a cabo el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, para eludir sus obligaciones de pago a los acreedores de Marsans, y en las que contó con la colaboración de Ángel de Cabo, a quien vendió el grupo en 2010.

Según informaron a Efe fuentes jurídicas, la Audiencia Nacional ha seguido desde verano la pista de la transmisión de fincas e inmuebles situados en el extranjero y en España, para los que se han utilizado sociedades del entorno de Ángel de Cabo, administradas por su cuñado, Teodoro Garrido, y por supuestos testaferros como Antonio García Escribano, Rafael Tormo Aguilar y José Pardo Manrique.

Entre esas operaciones de ocultación de bienes figura la de un chalet con una finca de 1.248 metros cuadrados situados en el municipio de Calviá (Palma de Mallorca), que en teoría pertenecía a Díaz Ferrán y que salió de su esfera a través de una operación en la que participó la sociedad Quatre Bras.

Esa compañía habría colocado en noviembre de 2011 la finca a la empresa Implantación de Proyectos, a lo que hay que unir dos locales y dos valiosos pisos situados en el Barrio de Salamanca de Madrid, que también habrían sido ocultados con la misma operativa.

Asimismo, Díaz Ferrán también se habría deshecho a través de sociedades interpuestas de otra vivienda unifamiliar en Calviá e ingresado el importe de la operación en cuentas en el extranjero gracias a la colaboración de Ángel De Cabo.

Entre las operaciones potencialmente delictivas también destaca el cambio de control de los apartamentos que tenían en el Hotel Plaza de Nueva York dos sociedades de Díaz Ferrán, Holdisan Inversiones New York y Holdisan Central Park, sobre los que el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional no ha conseguido, de momento, más detalles.

De acuerdo con la denuncia que Meliá, Horizonia, AC Hoteles, y Pullmantur, ambos apartamentos fueron adquiridos por la hija de Díaz Ferrán, Marta Díaz, en 2007 por 2,76 y 7,84 millones de dólares y se estaban intentando vender por 12,8 millones de euros (16,7 millones de dólares).

Según fuentes jurídicas, dentro de la investigación también se comunicó la pignoración a favor de terceros de la indemnización que podría recibir la matriz de Marsans, Teinver, del Estado argentino por la expropiación de Aerolíneas Argentinas.

Enlaces recomendados: Premios Cine