EN DIRECTO:
Recuperación

El Rey sale del hospital y dice que se encuentra ´muy bien´

Don Juan Carlos valoró las sesiones de rehabilitación y bromeó con los periodistas: "Qué malos sois"

 08:07  
Agencia ATLAS | Foto: EFE

EFE / MADRID El Rey ha explicado este domingo, al abandonar el hospital Quirón San José, que se encuentra "muy bien" y que le ha venido bien para su rehabilitación permanecer unos días más en este centro y ha asentido cuando los periodistas le preguntaban si se lo tomará con más calma esta vez antes de volver al trabajo.

"Sí, sí", ha contestado con una sonrisa a esta pregunta, y ha añadido, en tono distendido: "Qué malos sois", tras dar "muchas gracias" a los numerosos informadores que aguardaban su salida en la calle, ante el hospital, a quienes ha dicho además: "Perdón por el frío que estáis pasando".

Desde el asiento del copiloto de un automóvil, vestido con abrigo, don Juan Carlos ha dirigido unas palabras a la nutrida representación de medios informativos que esperaba su salida en la rampa de acceso al aparcamiento del hospital, donde se ha detenido el vehículo que le trasladaba a la Zarzuela, un Seat Alhambra, para que el Rey, con la ventanilla bajada, hablara con los periodistas.

Después de indicar que se encontraba muy bien y dar las gracias a los informadores que han seguido su hospitalización, el Rey, que ingresó hace nueve días en este centro sanitario para ser intervenido quirúrgicamente en la cadera, ha añadido: "me ha venido muy bien estar aquí para hacer la fisioterapia".

Don Juan Carlos ha recibido a mediodía el alta hospitalaria tras completar de forma "muy satisfactoria" la primera fase de rehabilitación y conseguir "prácticamente plena autonomía para los movimientos cotidianos", según el parte médico leído por el traumatólogo Ángel Villamor, que dirigió la operación en la cadera izquierda a que se sometió el Rey en la noche del viernes 23.

Después de almorzar en el hospital, ha recibido una última sesión de fisioterapia en el hospital, antes de abandonar pasadas las 19:00 horas el centro sanitario con destino al Palacio de la Zarzuela, donde deberá continuar en las próximas semanas con el protocolo de recuperación intensiva.

Las sesiones de fisioterapia tendrán lugar por tanto a partir de ahora en la Zarzuela, de acuerdo con un programa de rehabilitación que incluye revisiones postoperatorias y que prevé la recuperación total en un mes de la actividad de don Juan Carlos, sin limitación alguna de movimientos.

En todo caso, el Rey podrá reanudar inmediatamente sus tareas de despacho y celebrará en los próximos días su habitual encuentro de trabajo semanal con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, unas reuniones interrumpidas por la hospitalización, si bien el jefe del Ejecutivo visitó a don Juan Carlos en el hospital el pasado domingo.

Entre las numerosas conversaciones telefónicas que ha mantenido durante su hospitalización, el Rey ha tenido ocasión de hablar también con el expresidente del Gobierno Felipe González, a quien telefoneó el pasado viernes para felicitarle por el 30 aniversario de su primera investidura como jefe del Ejecutivo, han confirmado fuentes de la Casa del Rey.

Aunque la prótesis modular de última generación implantada en la parte izquierda de la cadera le permite apoyar el peso del cuerpo indistintamente en uno u otro pie, el doctor Villamor ha aconsejado al Rey que mantenga el uso de muletas dos o tres semanas para favorecer la seguridad y el equilibrio en los movimientos.

La primera actividad pública prevista fuera de la Zarzuela será la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real, el 6 de enero, al día siguiente de su 75 cumpleaños.

Aunque el doctor Villamor podía haberle dado el alta hospitalaria el pasado miércoles, porque entonces ya había completado el proceso de recuperación postoperatoria, convenció a don Juan Carlos de que siguiera unos días más para llevar a cabo la siguiente fase de la rehabilitación en el propio centro.

El programa de "recuperación avanzada" que ha seguido Villamor con el Rey incluía pequeños paseos con muletas fuera de la habitación, así como ejercicios de fisioterapia que se extendían también a la pierna no afectada por la intervención, a la espalda y a ambos brazos, para favorecer la normalidad de los movimientos y la comodidad al caminar con muletas.

Se trataba además de evitar riesgos de luxación como la que sufrió dos semanas después de la intervención quirúrgica del pasado abril, cuando un mal movimiento durante una audiencia con el ministro emiratí de Asuntos Exteriores hizo que se desajustara la prótesis implantada en la cadera derecha.

Esta última intervención de traumatología a que se ha sometido el Rey en el hospital San José, que Villamor espera que sea "la definitiva", fue practicada bajo anestesia general, duró una hora y media y consistió en la implantación de una prótesis de sustitución para resolver el deterioro de la articulación izquierda de la cadera provocado por la artrosis.

Era la undécima operación a la que se sometía a lo largo de su vida, la décima desde los años 1980 y la tercera en la cadera, después de las dos intervenciones de abril en la parte derecha de la cadera, primero para implantarle una prótesis tras la fractura que sufrió como consecuencia de una caída en su viaje privado a Botsuana y después para solucionar la luxación.

Enlaces recomendados: Premios Cine