El PNV apuesta por buscar la paz pero exige a ETA un alto el fuego definitivo

Hallado un escondite de la banda en Francia con 19 matrículas en estado de deterioro

 01:03  

AGENCIAS/ EFE José Luis Rodríguez Zapatero ignoró ayer totalmente en su intervención en un acto del PSOE en Zaragoza la entrevista que publica «Gara» con dos etarras en la que éstos aseguran que hay disposición en la banda terrorista para un alto el fuego permanente y verificable. Tampoco aludió a la petición de Batasuna a ETA para que declare «un alto el fuego permanente, unilateral y verificable». El Gobierno resta trascendencia a los mensajes de la banda y sólo espera que abandone definitivamente las armas.


Quien apostó por buscar la paz fue el líder del PNV, Iñigo Urkullu, que criticó las «escenificaciones» de la antigua Batasuna y ETA y reclamó un «cese definitivo» de la actividad de la banda y una «disociación» de la misma por parte de Batasuna.


El lendakari López tampoco ha visto novedad en las afirmaciones de ETA de que podría «ir más lejos si se dan las condiciones», ya que las mismas son innegociables. El PSE destacó que la banda ni siquiera atiende las reclamaciones batasunas porque todo es un diálogo entre sordos. El PP rechazó la mediación internacional y exigió a ETA que abandone las armas. El sábado, la banda dijo que el proceso aún no tiene carácter definitivo, pero que está dispuesta a «ir más allá del alto el fuego», pero no da fechas y se reserva lo que llama el derecho a defenderse. Mientras la policía gala halló ayer en un pequeño escondite de la banda 19 placas de matrículas deterioradas, en Montaud, localidad del departamento de Herault.

Enlaces recomendados: Premios Cine