Alto el fuego de ETA

El PP ´vigilará´ que el Gobierno mantenga la ´firmeza´

Sáenz de Santamaría dice que trabajarán para evitar que la izquierda abertzale "recupere la voz" en las instituciones

07.09.2010 | 15:14

El PP ha exigido hoy al Gobierno que sea tan contundente en su política antiterrorista como lo es en sus palabras contra ETA, y ha prometido que estará "vigilante" para que mantenga esa firmeza contra la banda.

Así lo ha asegurado la portavoz popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, en rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, en la que ha afirmado que además de estar vigilante su grupo trabajará de forma activa para evitar que la izquierda abertzale "recupere la voz" en las instituciones tras las elecciones municipales, y para ello impulsará la reforma de la Ley de Partidos.

La portavoz ha pedido al Ejecutivo -y, en concreto, al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba- que la misma contundencia con la que ha criticado el alto el fuego anunciado por ETA la aplique a los hechos y a la política antiterrorista, e impidan que los violentos lleguen a los ayuntamientos.

No ha querido valorar las palabras de quienes se preguntan si podría haber una negociación entre ETA y el Gobierno -como el eurodiputado Jaime Mayor Oreja o el ex lehendakari Carlos Garaikoetxea-, y ha reiterado que el PP se mantendrá alerta.
Ha considerado, en cualquier caso, que la resolución del Congreso que autorizaba al Gobierno a negociar con ETA está "caducada" y es "propia de otro momento". Pero más allá de mantenerse vigilante, el PP tomará parte activa para evitar que Batasuna y ETA se presenten a las elecciones.

El vehículo para evitarlo, según ha explicado la portavoz, será promover la reforma de la Ley de Partidos y agilizar la aprobación de una norma que modifique la Ley Electoral (LOREG).

El pasado mes de junio la Comisión Constitucional dio el visto bueno al informe de la subcomisión electoral para reformar la LOREG que, entre otras cuestiones, buscaba seguir arrinconando a Batasuna o cualquier partido ilegalizado planteando una "incompatibilidad sobrevenida", que podría llevar a la retirada del acta a un cargo público ya electo.

Podría también anularse una lista de un partido legal si diera cobijo a candidatos ligados a la izquierda abertzale radical, y se ampliaría el plazo para anular listas "contaminadas", de modo que la Fiscalía del Estado podrá recurrir una candidatura hasta una semana antes de las elecciones -actualmente el plazo concluye al comenzar la campaña, quince días antes de la fecha de los comicios-.

Enlaces recomendados: Premios Cine