De héroe a villano en dos años

07.09.2010 | 00:44

Jesús Neira, que acumula numerosos galardones por ser un ejemplo para la sociedad por defender a una mujer maltratada, ha pasado a ser criticado con dureza por conducir ebrio.


Desde que tomó posesión como director del Observatorio madrileño contra la violencia de género, en diciembre de 2008, Neira ha sido el centro de varias polémicas, una de ellas por defender su derecho a llevar armas. El pasado marzo publicó el libro «España sin democracia», que le valió numerosos reproches por sus críticas a la Constitución. Entonces el Partido Socialista de Madrid solicitó a Aguirre que le destituyese, ya que en su opinión sus afirmaciones denotaban «una grave confusión mental y una falta de respeto a los más elementales principios democráticos y constitucionales». Asimismo, la Federación de Mujeres Progresistas, la Asociación de Juristas Themis, la Fundación Mujeres y la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas afirmaron que Neira no tiene ni la «sensibilidad» ni el «conocimiento» para ejercer ese cargo. Estas críticas a Neira contrastan con los elogios que recibió desde agosto de 2008 por ser un «héroe».

Enlaces recomendados: Premios Cine