Zamora C.F.
El Zamora Club de Fútbol se fundó oficialmente el 2 de agosto de 1969. Aunque su gestación fue un año antes en reuniones de un grupo de amigos en el Bar Central de la calle Balborraz. El nuevo equipo venía a reemplazar al Atlético Zamora que desapareció en el año 1964.

La primera junta directiva del Club la formaron Manuel Hidalgo Domínguez (presidente), Rufo Martínez García (vicepresidente), Luis Rodríguez San León (secretario), Manuel Fernández Paramio (contador), Avelino Andrés Calvo (tesorero) y además, once vocales.

Los primeros jugadores, muchos cedidos por los equipos de aficionados del Rayo Vallecano, consiguieron tras múltiples eliminatorias entrar en la Tercera División en el año 1971. El club no subió a Segunda División B hasta la temporada 78-79. El año que más cerca estuvo de subir a Segunda A fue en la temporada 1981-1982. Se clasificaban los dos primeros de cada grupo y el Zamora quedó en tercera posición. Esta ha sido una de las tónicas generales del equipo, llegar a lo más alto para luego quedarse en la final.

Al término de la campaña del año 1982, el Zamora descendió de nuevo a Tercera División por falta de dinero en el Club. Subió de nuevo a Segunda B y descendió otra vez en el 1986 debido a una reforma de la Federación Española que obligó a varios equipos a perder la categoría. No volvería a subir a Segunda B hasta diez años más tarde.

Sin embargo, el Zamora C.F. participa en la actualidad en la Segunda División B, Grupo II. Y, a la vista de los resultados, los últimos años han sido los mejores para el equipo zamorano. Jugó el play off de ascenso a Segunda División en los años 2001, 2003 y 2005. En el año 2006 logró llegar hasta los octavos de final de la Copa del Rey.

En la pasada temporada 2007-2008, el Zamora C.F. jugó su cuarta fase de ascenso a la División de Plata. Pasó la primera eliminatoria pero acabó perdiendo. Ahora, que empieza la temporada 2008-2009, con José María Casas como presidente y Miguel Angel Alvarez Tomé en el banquillo, el equipo ha empezado con ilusión y las ganas de siempre de conseguir, por fin, un merecido ascenso a Segunda.