Canal de esquí
CONSEJOS

¿Por qué es necesario usar casco en la nieve?

Este elemento de seguridad es fundamental para la protección en caso de caída y para evitar lesiones graves

12-01-2018Meneame
El casco puede evitar una lesión grave
El casco puede evitar una lesión grave. GettyImages.

L.P. El casco puede resultar incómodo y hacer que el cuero cabelludo sude, pero es imprescindible para la seguridad de esquiadores y snowboarders. En un accidente aparatoso, llevar casco puede evitar daños graves e, incluso, evitar la muerte. Aunque su uso no es obligatorio en las estaciones españolas, excepto en zonas de 'freeride' o 'freestyle', es muy aconsejable utilizarlo y cumplir con las medidas de seguridad en pistas.

Beneficios de usar casco

El casco es un elemento fundamental para nuestra seguridad en pista. En primer lugar, porque protege frente a una caída o un golpe y porque puede evitar una lesión grave.

El uso de este elemento de seguridad ya es común entre los niños, mientras que los adultos se muestran más reticentes a llevarlo. No obstante, en los últimos años se está viendo un incremento de la utilización del casco también entre el público más adulto.

El casco es fundamental para la protección de los usuarios.

Hemos de recordar que poner todos los medios posibles para evitar lesiones y accidentes graves en pistas es una responsabilidad de todos y cada uno de los usuarios.

¿Qué casco debo elegir?

Existen muchos tipos de casco. A la hora de elegir el nuestro, debemos evitar guiarnos por la estética y los gustos personales, primando siempre la seguridad y comodidad frente a otros factores.

Los cascos integrales (completamente cerrados) son los que más protegen de los golpes. Por su parte, los abiertos permiten una mayor aireación y suelen incorporar orejeras desmontables. Sea cual sea tu elección, debes asegurarte de comprar un casco homologado para la práctica del esquí o snow.

Debemos elegir un modelo que se ajuste a nuestra cabeza y sea cómodo.

Para el esquí, lo más recomendable es adquirir un casco rígido que cubra las orejas (protege en caso de las frecuentes caídas laterales), mientras que para hacer snow puedes llevar un casco con material blando en las orejas.

Lo más importante es que el casco se ajuste perfectamente a la cabeza y no se mueva. Para escoger el tuyo, debes asegurarte de que sea tu talla, que no te apriete ni te resulte incómodo. También es importante que no te impida la visión ni un movimiento natural de la cabeza. Una vez hayas comprobado esto, ya podrás elegir el diseño que más se ajuste a tus gustos y a tu ropa.