Formación de Gobierno

El previsible 'no' a Rajoy trasladará el debate al PSOE

El candidato afronta esta tarde sin opciones la segunda votación - Barones socialistas quieren discutir su postura

02.09.2016 | 20:35
El previsible 'no' a Rajoy trasladará el debate al PSOE

El líder del PP, Mariano Rajoy, afronta este viernes en el Congreso de los Diputados la segunda votación de su debate de investidura, una nueva oportunidad para ser investido presidente del Gobierno pero que, como la primera y salvo sorpresas, está abocada al fracaso.

Este rechazo puede abrir desde hoy un debate en el seno del PSOE, el único partido en el que destacados dirigentes han expresado con claridad la conveniencia de que su partido se abstenga para evitar unas terceras elecciones.

Según el artículo 99 de la Constitución, si el aspirante a La Moncloa no consigue mayoría absoluta en su primer intento, la votación habrá de repetirse 48 horas después. Pero en este caso, ya no será tras un debate extenso con los distintos grupos parlamentarios, sino que se hará tras una sesión breve con los tiempos tasados para todos los intervinientes.

En la votación de este miércoles, tal y como se preveía, Rajoy llegó a 170 votos, el 48,5% de la Cámara, al sumar el apoyo de sus 134 diputados del PP más sus socios de UPN (dos votos) y Foro (uno), junto con los 32 de Ciudadanos y el de la representante de Coalición Canaria, Ana Oramas, gracias a sendos acuerdos firmados con estos partidos. Se quedó por tanto a seis votos de la mayoría absoluta requerida (176).

En contra de la investidura del candidato 'popular' se pronunciaron 180 diputados: los 84 del PSOE, los 67 de Podemos, IU y sus confluencias, los 9 de ERC, los 5 del PNV, los 8 de la antigua Convèrgencia (CDC), los cuatro de Compromís, los dos de Bildu y el del diputado de Nueva Canarias.

El Pleno de investidura se reanudará este viernes a las siete de la tarde. El primero en tomar la palabra será Rajoy, que podrá hablar durante diez minutos, pero en esta ocasión ya no podrá establecer ningún 'cara a cara' con sus interlocutores.

A continuación subirán a la tribuna los representantes de los grupos de mayor a menor, salvo el PP, que intervendrá en último lugar, con cinco minutos por grupo.

Tras los debates, se procederá a la votación por llamamiento de todas su señorías que tendrán que emitir su voto de viva voz desde su escaños siendo los miembros del Gobierno en funciones y los la Mesa de la Cámara los últimos en hacerlo. La votación no podrá tener lugar antes de las 20.05 horas, según anunció la presidenta del Congreso, Ana Pastor, cumpliendo el plazo de las 48 horas que marca la Carta Magna.

Para superar la investidura, en este segundo intento a Rajoy le bastaría una mayoría simple del Congreso, es decir, sumar más síes que noes. Por tanto, y partiendo de los 170 votos que ya suma, necesitaría hallar seis apoyos más o al menos 11 abstenciones, pero ello parece improbable dado que ninguno de los partidos de la oposición tiene previsto variar su posición inicial.

Así las cosas, si se cumplen los pronósticos y Rajoy vuelve a fracasar, se convertirá en el segundo candidato a la Presidencia que no consigue la confianza del Parlamento para conformar gobierno, después de que el pasado mes de marzo el líder del PSOE, Pedro Sánchez, inaugurara esta 'lista'.

Será la presidenta del Congreso, Ana Pastor, la encargada de comunicar el resultado de la votación de este viernes al Jefe del Estado y, a partir de ahí, queda abierto un plazo de dos meses donde se podrán tramitar sucesivas propuestas de aspirantes a presidente.

De hecho, el candidato 'popular' ya ha adelantado que no es su intención 'tirar la toalla' tras esta intentona y que seguirá trabajando por sacar al país de esta situación de desbloqueo político centrándose en que el PSOE se avenga a cambiar su 'no' por una abstención.

Pero si en los dos meses siguientes desde la primera votación, la de este miércoles, ningún candidato logra el aval de la Cámara Baja, la presidenta de la Cámara Baja someterá a la firma del Rey el decreto de disolución de ambas Cámaras, convocará nuevas elecciones y lo comunicará al presidente del Senado.

Según estos plazos, las Cortes se disolverán a las 24 horas del 31 de octubre, al día siguiente habría que publicar el decreto de convocatoria de elecciones que, si no hay un cambio legal de última hora, tendrían lugar el domingo 25 de diciembre, día de Navidad.

Debate en el PSOE

El 'no' a Rajoy abrirá previsiblemente desde hoy un debate interno en el PSOE, aunque no está claro si existe alguna de posibilidad de que se celebre un Comité Federal antes de las elecciones gallegas y vascas del 25 de septiembre.

En todo caso, la dirección del partido, instalada en el rechazo absoluto a Rajoy y el PP no prevé que los partidarios de abstenerse en la investidura logren una mayoría suficiente para cambiar su posición.

Entre los miembros del Comité se extiende cada vez más la convicción de que la ejecutiva convocará una reunión ordinaria después de esos comicios para analizar sus resultados y que en ella se podrá debatir la estrategia del partido en función del escenario de gobernabilidad que exista en ese momento.

Fuentes cercanas al secretario general, Pedro Sánchez, han dicho a Efe que eso es "lo lógico" y que creen al final no habrá 'barones' ni dirigentes territoriales destacados que se atrevan a pedir abiertamente la abstención del PSOE a un gobierno del PP.

En esa línea, el portavoz parlamentario de los socialistas, Antonio Hernando, dijo este jueves en RNE que le parece "inconcebible" que el Comité Federal de los socialistas acuerde un "cambio de criterio" al no rotundo que Sánchez argumentó este miércoles desde la tribuna.

Fernández Vara, partidario de la abstención

Por el momento, el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, es quien ha defendido con mayor rotundidad que debe reunirse el Comité Federal para debatir qué puede hacer para evitar unas terceras elecciones en España.

A la petición de Vara se sumó este jueves el presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, que ha opinado que "no hay que tener miedo al Comité Federal" y que "en un momento determinado" puede proporcionar "un punto de reflexión añadida".

El presidente de Extremadura fue el primero en mostrarse partidario públicamente poco después de las elecciones de una "mínima abstención de última hora" para posibilitar la investidura de Rajoy.

Entretanto, la presidenta andaluza, Susana Díaz, mantiene silencio, a la espera de ver qué pasos dan "todos los actores políticos", según ha apuntado el portavoz parlamentario, Mario Jiménez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine