12 de junio de 2016

Las Edades del Hombre: Sangre y agua de Cristo

La imagen del Amparo, suspendida sobre el altar, supone el momento de mayor carga simbólica de Aqva dentro del segundo capítulo, que también aborda el Diluvio y el paso del Mar Rojo

13.06.2016 | 01:12

"Cuando a Cristo le atraviesan el costado, sale sangre y agua". Agua para el bautismo de los hombres. La espectacular escena del Cristo del Amparo toresano suspendido sobre el altar de la Colegiata de Santa María la Mayor es el punto culminante de Aqva, en un sentido simbólico, no en la cronología del recorrido de la muestra de Las Edades del Hombre. Así lo explica el comisario, José Ángel Rivera de las Heras, quien otorga al Crucificado junto a la leyenda inferior, las primeras palabras del bautismo, la mayor carga teológica y cristiana de todo el montaje toresano.

También es la secuencia que cierra el segundo de los seis capítulos de Aqva, apodado "Preparando caminos". El itinerario, que comienza cruzando el extraordinario Pórtico de la Gloria, alcanza una de las naves completas de Santa María la Mayor. Es un zamorano, José Luis Alonso Coomonte, quien lo inaugura junto a la portada dedicada a María con su "Estela solar", que narra el comienzo del reino de Dios: el caos, la confusión, la vida. Esta segunda parte expositiva se centra en las polvorientas páginas del Antiguo Testamento que hablan del agua y determinan el primer contacto del hombre con la Iglesia: el bautismo.

A partir de ahí, el visitante camina hacia la salvación, con episodios como la creación, la separación del agua de la tierra, los animales que pueblan el medio acuático o el Diluvio Universal. Una escultura en piedra policromada de Noé de generosas dimensiones, venida del catálogo escultórico de la Catedral Vieja de Salamanca, nos habla precisamente del momento en que el célebre personaje reúne a todas las especies engendradas en la Tierra en su gigantesca arca para salvarlas del agua torrencial. El espectador se dará cita con personajes bíblicos como Agar e Ismael, inmortalizados en un lienzo de Pedro Núñez del Valle de 1360, también íntimamente ligados a la secuencia del Diluvio.

Si hay algún instante que el visitante de Aqva espera ese es uno de los más espectaculares, llevado al cine en numerosas ocasiones: el paso del Mar Rojo. Los organizadores de Aqva han tomado nota optando por un formato artístico novedoso, una de las sorpresas de Las Edades. Es un "tableau vivant", una proyección sobre uno de los muros de la Colegiata que engarza personajes de nuestro tiempo en la secuencia en la que el mar se abre para Moisés y los suyos. El ejército del faraón se convierte en tanques de ahora, los judíos en plena estampida se asemejan a los refugiados que huyen de sus países originales para hallar un mundo mejor. Pero hay más: los personajes cobran vida, se mueven? ante la estupefacción del espectador, que incluso puede llegar a sentirse parte integrante de la escena.

Al terminar el Antiguo Testamento, narra José Ángel Rivera de las Heras, aparece una de las obras escultóricas más espectaculares del recorrido, tanto por la factura como la posición, en suspensión, del Crucificado procedente de la iglesia de la Santísima Trinidad de Toro. Cuando el soldado romano arremete contra Cristo con la sagrada lanza, su cuerpo emana sangre y agua? agua del bautismo, plasmada en la leyenda inferior: "Oh Dios, que en tus sacramentos realizas obras admirables con tu poder invisible?". Se trata del momento fundamental de toda la exposición, el final del segundo capítulo y el prólogo del espacio artísticamente más extraordinario de Aqva. Pero eso ocurrirá en el tercer episodio de Las Edades del Hombre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Las edades del hombre

´La colocación del Cristo del Amparo ha sido la mayor dificultad de Aqva´

´La colocación del Cristo del Amparo ha sido la mayor dificultad de Aqva´

"El principal logro de la exposición es su capacidad para escapar de una sucesión de obras de arte...

Sangre y agua de Cristo

Sangre y agua de Cristo

La imagen del Amparo, suspendida sobre el altar, supone el momento de mayor carga simbólica de...

Un prólogo de agua en la Colegiata

Un prólogo de agua en la Colegiata

El primer capítulo de Aqva sorprende por el tono de la muestra y la mezcla de obras contemporáneas...

El río que envuelve Aqva

El río que envuelve Aqva

Los arquitectos de Las Edades plantean la muestra como un curso fluvial que recorre la Colegiata...

´La dosis de autoestima que necesitaba Toro ha llegado con Aqva´

´La dosis de autoestima que necesitaba Toro ha llegado con Aqva´

"La exposición incluye obras de arte que no esperaba como el Cristo del Amparo, una pieza muy...

Enlaces recomendados: Premios Cine