Un castillo de firmes cimientos

El Balonmano Zamora cuenta hoy con el doble de fichas federadas que hace siete temporadas

18.11.2016 | 00:46
Un castillo de firmes cimientos

Hace seis años, el Balonmano Zamora inscribía por primera vez a equipos de base en competiciones federadas regionales. Por entonces, eran cerca de 80 los jóvenes que formaban parte de estos conjuntos y que se enfrentaban a las mejores canteras de Castilla y León. Hoy, siete campañas después, el BM Zamora ha duplicado el número de jugadores con los que cuenta en categorías inferiores, dando lugar a más equipos y a nuevos proyectos que hacen de su estructura un enorme castillo. Una construcción sólida gracias a que sus cimientos están basados en la cantera, a la que ha prestado gran atención y para la que se abre ahora una nueva etapa.

"El club sabe que la cantera es su estabilidad y su futuro. Por ello tratamos de trabajarla lo mejor posible", explica García Valiente. El salmantino, fue uno de los impulsores de la base del BM Zamora cuando llegó al club reconociendo que "ha crecido muy rápido".

"Cuesta mucho crecer y duplicar el número de fichas en estos años resulta tan positivo como inesperado, ya que ha pasado relativamente poco tiempo", comenta el técnico, quien afirma que este hecho es fruto "de la labor de directiva, técnicos y jugadores".

La cantera del BM Zamora ha crecido en los últimos años gracias a "la incorporación de más técnicos" y a la ampliación de su organigrama interno. "Ahora mismo, Leo Álvarez o Diego Vieira (como en su día Borja Arnedillo o Fran Tejado) son quienes dirigen el rumbo de un buen puñado de entrenadores. Ya no solo se cuenta con Jortos, Peli o Iñaki... Junto con el número de niños ha crecido el de entrenadores. Alex, Sheila, Marta... nuevos técnicos que se han ganado un sitio en la estructura y permiten que se pueda realizar más trabajo", argumenta García Valiente.

Para el técnico del MMT Seguros, la clave del crecimiento y el buen funcionamiento de su cantera es "la comunicación" y su organización. "No cuenta con niveles, está basada en un sistema horizontal en el que la comunicación es fluida y todos hacen sus aportaciones. La relación es directa, de tú a tú, y hace que sea más sencillo trabajar", explica, asegurando que "quizá no sea perfecta" pero le permite "contar con más activos y nivel que otras canteras de clubes de la región".

El rendimiento de la cantera del BM Zamora parece evidente tras estos años a pleno rendimiento. Y es que, para el técnico, "una cantera no es buena o mala si genera dinero", supone "una inversión".

"La base requiere dinero. Consume muchos recursos económicos y las cuotas a jugadores o patrocinadores no compensan esa inversión. Pero se trata de eso, de invertir, de recuperar ese dinero por medio de lo que a la larga te ofrece esa cantera más allá del área económica", razona García Valiente, apuntando: "Es cada joven que debuta con el primer equipo, cada familiar que acude al pabellón a ver a su hijo o con él al primer equipo. Una cantera es un valor deportivo y social que hace del club más que un equipo, que le dota de sentido social y humano".


Para el técnico, centrándose en el aspecto puramente deportivo, la cantera del balonmano zamorano ya ha amortizado gran parte del desempeño realizado durante estos años solo "en jugadores para el primer equipo".

"Ahora mismo, Guiller o Luispo se han hecho con un hueco en el primer equipo. La cantera te puede dar jugadores, y a nosotros nos ha dado muchos en estos años. Jugadores con minutos, con un papel en el equipo como lo tienen ellos, lo tiene Sandín o Dela y esperamos que puedan tenerlo Raúl o Maga", relata García Valiente añadiendo: "No siempre esos jugadores estarán en el primer equipo pero pueden crecer en otros clubes y volver para aportar al equipo de su ciudad". Un caso similar al experimentado por Posado, que el pasado año jugó en el Ciudad de Salamanca en el que está ahora Andrés Pérez; o el de Luis Martín, en el BM Arroyo.

El entrenador del MMT Seguros es consciente de que no todos los jugadores de la base llegarán al primer equipo porque "es un salto de nivel importante" ya que "conlleva conciliar una exigencia competitiva y de entrenamientos con estudios y vida personal". Pero no por ello el club dejará de apostar por "cada jugador de la cantera" ya que "resulta imposible un primer equipo con 16 jugadores de fuera". Motivo por el que "hay que trabajar para contar con zamoranos que aporten realmente al primer equipo cada año".

García Valiente afirma que, pese a no ser inmediato, se trabaja ya por el relevo generacional en el MMT Seguros. Aunque "será un proceso que llevará tiempo, pues el salto de juvenil a Plata es muy grande". Un objetivo que implica, a su vez, mejorar las prestaciones de las categorías inferiores, cuyas actuaciones han sido dispares.

El salmantino no duda en reconocer que, por un lado, los equipos masculinos están "por detrás en nivel de otros conjuntos de la región" y que habrá que trabajar en mejorarlo. "Es un objetivo a concretar este verano. Hace tres años nuestra cantera creció mucho y necesitábamos comprobar si podíamos hacer frente al número de fichas. Ahora que el número se ha estabilizado, buscaremos medios y fórmulas para iniciar una etapa centrada en dotar la base de mayor nivel competitivo", destaca.

Un nivel que siempre han exhibido los equipos femeninos, cuyo crecimiento este año reside en la formación de un equipo sénior al que García Valiente califica "como un logro infinito y clave para el club y la cantera".

"Leo es un entrenador experimentado y pudo dar desde el primer día un toque de calidad a la cantera que se ha notado en sus títulos y éxitos. La base cuenta con un grupo femenino muy amplio, superior al de otras ciudades, y por fin contamos con niñas de diferentes generaciones para darle continuidad a un primer equipo que esperamos siga creciendo con el paso de los años", afirma el entrenador, asegurando que "el club estará detrás para apoyarlas". "Estamos encantados con ellas, son trabajadoras siempre están dispuestas a echar una mano", destaca un García Valiente que espera que su referente crezca de forma similar a la cantera. "Ojalá dentro de unos años las veamos en fases de ascenso y se equiparen al MMT Seguros". Y es que, para el técnico charro, el club Balonmano Zamora y su base "no es masculina o femenina, es una familia en la que todos sus integrantes y equipos son relevantes".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine