Balonmano | División de Honor Plata

Otra agridulce victoria

El MMT Seguros se impone al colista (24-20) en un duelo en el que combinó una escasa efectividad goleadora con un carácter ofensivo más alegre

24.10.2016 | 01:17
Peli se eleva para anotar un contragolpe tras recibir falta

El MMT Seguros logró ayer volver a la senda de la victoria pero lo hizo con un agridulce triunfo frente al colista, Tolosa C. F., al que derrotó por 24-20 en un partido con juego irregular por parte de los de García Valiente, que combinaron una desesperante falta de acierto con una buena defensa y una alegría ofensiva que acabó por decidir el choque en la segunda mitad.

Frío, muy frío comenzó el MMT Seguros su partido frente al colista. Con numerosos fallos en la finalización de jugada, descoordinación en sus ataques y muy vigilado en los seis metros por un Tolosa C. F. que con intensidad defensiva hizo difícil el inicio a los zamoranos. Tanto fue así que hubo que los zamoranos tardaron tres minutos en inaugurar su casillero y otros cuatro en volver a anotar. Por suerte, los navarros tampoco se mostraron acertados a la hora de encarar a un firme Leo Maciel que dejó su portería a cero durante los primeros diez minutos y treinta segundos, a los que se llegó con un escueto 2-1.

Si el comienzo fue malo, los siguientes minutos no dejaron mejores noticias a los "guerreros de Viriato". Peli y Gastón Mouriño se lesionaban en distintas jugadas y el meta rival seguía siendo el mejor sobre la pista de un Ángel Nieto incrédulo ante la mala racha de lanzamientos. Un gafe ofensivo que desapareció con la llegada de la primera exclusión visitante, permitiendo a los zamoranos obtener la primera ventaja reseñable del partido (5-1, m. 16). Una diferencia que obligó a Tolosa C. F. a solicitar su primer tiempo muerto.

El parón permitió a García Valiente comenzar a dar entrada en el terreno de juego a los hombres del banquillo que, con una nueva superioridad a su favor, ampliaron la renta para encarar los últimos diez minutos del primer acto con un 7-2 en el luminoso.

El tramo final no sería tan plácido. Comenzando por una exclusión señalada sobre Gastón Mouriño con la que se igualaron algo las fuerzas en el 40x20, siendo los zamoranos incapaces de sacar provecho después de una nueva superioridad numérica.

La primera exclusión pasó factura. De hecho, la renta de cinco goles se redujo a tan solo tres y García Valiente tuvo que detener el partido para devolver a su defensa el brío mostrado anteriormente. Un receso con el que se llegó con las espadas en alto y muchas dudas sobre el vencedor del choque. Muchas más de la que podría esperarse al comienzo del mismo.

Las malas sensaciones de los últimos minutos se prolongaron al comienzo del segundo acto para el MMT Seguros con un parcial de 0-2 que puso el empate en el marcador. Un peligroso 8-8 al que respondió el cuadro de VIriato con dos grandes goles de Octavio y otros dos de Ander Iriarte, protagonistas ambos de unos compases más eléctricos por parte de los locales, dispuestos a subir el ritmo del encuentro para cambiar su dinámica. Un intento al que reaccionó Tolosa C. F. pidiendo un obligado tiempo muerto (12-9, m. 37).

Al MMT Seguros no le habían entrado las prisas, quería dinamitar el duelo. Hacer correr a un Tolosa C. F. con mucha envergadura y, amparado en una buena defensa, los zamoranos hicieron bueno su plan. Incluso cuando los vascos empezaron a poner en juego una defensa mixta sobre Octavio o la puntería no acompañaba. Solo las interrupciones arbitrales y el acierto de su flanco izquierdo daban tregua a los visitantes (16-11, m. 43).

Ni dos exclusiones en contra pudieron impedir que el MMT Seguros dejara de dominar el duelo a partir de ese momento. Especialmente gracias a las buenas actuaciones de un enchufadísimo Ander Iriarte, que supo sacar partido a su altura en el lateral izquierdo, y un entonado Adrián Prieto. Sus aportaciones en ataque, unidas a la constancia defensiva y las paradas de Leo Maciel dispararon la renta hasta el 22-14 con el que se encararon los últimos ocho minutos.

Un desenlace en el que, como ocurriera en la primera parte, Tolosa C. F. recortó diferencias. Por una parte, porque los zamoranos se encontraron con la madera en sus ataques y bajaron claramente su intensidad defensiva, guardando fuerzas para próximos envites; y por otra, porque el mal arbitraje comenzó a ser solo perjudicial para el MMT Seguros, acumulando siete metros tras siete metros en contra y viendo como otras acciones similares de la defensa visitante quedaban impunes. Aunque, ninguna de estas cosas evitó el triunfo local. Una victoria un tanto agridulce.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine