Balonmano | División de Honor Plata

El MMT Seguros se levanta

Los zamoranos cortan su mala racha ante BM La Roca, al que se impuso por 25-29 en un partido en el que los de Viriato remontaron un frío inicio

02.05.2016 | 01:28
Leo Maciel toma el balón del suelo y se dispone a sacar tras un mal tiro de uno de sus rivales.

A la quinta fue a la vencida. El MMT Seguros Zamora se reencontró ayer con el sabor de la victoria tras derrotar a domicilio a un BM La Roca en plena pelea por asegurar la permanencia, en un partido muy complicado para los de García Valiente en su comienzo y durante toda la primera parte. Un encuentro en el que los visitantes, sin perder nunca los nervios, tuvieron que trabajar duro y corregir numerosos errores para imponer su superioridad en un segundo periodo en el que sí exhibieron mejor balonmano que su oponente y llevándose el triunfo de forma totalmente merecida y clara.

Los zamoranos salieron con poca intensidad y ritmo ante un rival que se juega la vida y en el primer tramo del partido fueron inferiores a un La Roca que, a base de mucho ímpetu y un poco de acierto cara a puerta, consiguió sumar una valiosa renta para jugar el resto de la primera mitad con el marcador a su favor.

Lo hizo sin mucho esfuerzo, tras los compases iniciales y aprovechando la primera exclusión del choque señalada sobre Abalós. Eso y los errores decantarían el choque en favor de un BM La Roca que abrió la primera brecha a los diez minutos (6-3) y amplió su diferencia antes de finiquitar el primer acto (11-6).

El MMT Seguros, sin embargo, no se daría por aludido y pese a mejorar sus prestaciones, hasta el descanso pareció jugar al "tran tran" a la espera de que llegara su momento. Como ocurriera ante BM Nava, amagaba con buen juego pero siempre presentaba fallos en su propuesta. Con errores en el pase y permitiendo goles de contragolpe a su rival.

Fue minutos antes de encarar los vestuarios cuando los "Guerreros de Viriato" comenzaron a entonarse. Engancharon un impulso de buen juego y eso les bastó para no perder el pulso al encuentro. De hecho, de no haber sido por ese positivo parcial de 3-6 que firmaron en la recta final del primer tiempo, quizá la historia del choque habría sido otra al descanso. Un parón al que se llegó con 14-12 en el marcador y todo por decidir en el Pabellón de La Roca.

Tras muchos minutos sin mostrar su verdadero nivel, cometiendo errores y mostrándose algo errático, ese ritmo comedido del MMT Seguros desapareció. Del "tran-tran" pasó al "frenesí", olió sangre en los primeros minutos de la reanudación y fue rotundamente implacable.

El momento que esperaban los visitantes llegó tras el descanso. El MMT Seguros pisó el acelerador y dio la vuelta al marcando remontando el resultado con suma facilidad. A partir de entonces, el cuadro de Viriato jugó como un equipo grande y manejó el cuero y los nervios del rival con mucha inteligencia, atacando siempre largo sin importarle que llegara la amenaza del pasivo, y casi siempre con efectividad. El equipo zamorano acabó por romper al conjunto catalán, que acabó desesperado ante el buen hacer bajo palos una vez más de Leonel Maciel, sin duda uno de los grandes protagonistas con paradas de mucho mérito.

El MMT Seguros Zamora sabía que lo más prudente para su endeble estado de ánimo pasaba por no tener un inicio de partido malo y tener que sobrellevar el resto de los minutos a remolque de marcador. Falló en ese intento pero lo compensó con creces con un arranque fulgurante de la segunda mitad, en el que con apenas cuatro minutos de juego, ya había alcanzado su propósito. Ya estaba por delante en el marcador, con la autoridad de una remontada en toda regla.

Fue el golpè de gracia del plantel zamorano sobre un rival que, angustiado por su necesidad, se veía incapaz de jugar a la misma velocidad que su rival y con la misma comodidad con la que lo hizo al inicio del choque.

El 15-16 anotado por Ceballos, que realizó un destacable encuentro pese a jugar con grandes molestias en su tobillo, supuso un antes y un después en la contienda para ambos equipos.

En un visto y no visto, los zamoranos habían demostrado que su nivel era superior y habían dejado sin argumentos a un BM La Roca al que comenzó a temblarle el brazo. A tener dudas.

Con la presión en el bando catalán, el MMT Seguros comenzó a desarrollar su mejor juego. Dio continuidad a sus ataques, hizo circular con acierto el balón de lado a lado y conecto tanto con extremos como con pivotes. Un juego inteligente, con tempo y buenas formas, en el que destacó también la calidad de su primera línea. Y es que tanto Jortos como Diego Reyes o Alberto Molina se mostraron implacables siempre que tuvieron ocasión (17-21, m. 45).

Por su parte, BM La Roca, ahora era todo nervios y empezó a pecar de inexperiencia. A tener fallos imperdonables y a mostrar todas sus carencias de golpe. Los discípulos de Estapé se atascaron y perdieron demasiado tiempo sin poder reaccionar (20-24, m. 50)

Los zamoranos, sosegados y como un auténtico equipo sobre el 40 por 20, pasaron a controlar el choque con puño de hierro. Jugando a un ritmo lento, como había sido todo el partido, defendiendo fuerte con Maciel espectacular y atacando siempre muy largo en busca de la amenaza del pasivo, el equipo visitante provocó numeros errores en las filas locales que le sirvieron para distanciarse en el marcador y tener un final de partido total y absolutamente plácido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine