Derrota del MMT Seguros (29-25)

Los zamoranos caen en Zarautz en la reanudación de la Liga y Peli acaba lesionado

16.04.2016 | 22:07
Andrés, a punto de disparar, en Zarautz

El MMT Seguros Zamora cayó este sábado 29-25 ante el Zaratuz, que lucha por mantener la categoría, en un muy mal partido, pero en el que la peor noticia fue la lesión de Peli en el peroné, aunque todavía no hay diagnóstico.

Empezó arrollador el Zarautz. Con un parcial de 6-1, los vascos se pusieron las pilas en los primeros siete minutos de partido, en unos ataques casi perfectos ejecutados por hombres como Iraeta, Torriko o Olaizola, que fueron claves a la postre para conseguir esa importante victoria.

El Pabellón Municipal se venía arriba ante el potente ataque local, que no habían mostrado hasta entonces y menos con los equipos de la zona alta. Pero el Zamora quiso reaccionar.

Mediante Andrés, Molina y Guille intentaron acercar posturas en el marcador, en un paso de los minutos que se hacían incómodos para los pistacho que llevaban unos minutos intentando lograr una defensa más fuerte, un ataque quizás algo más suelto, pero que veía como el Zarautz lo tenía bien atado atrás. Beristain puso el 10-5 y seguía esa diferencia grande en el electrónico.

Suficiente en esos minutos de tanteo, para intentar acercarse con algún gol más, pero la defensa del Zarautz seguía fuerte, rocosa, con hombres De Carlos e Iraeta en defensa que hacían temblar a los de García Valiente, que no acababan de atinar, ni en el disparo ni en los acercamientos a portería.

A pesar de los tiempos muertos, las diferencias en el marcador seguían, de hecho se acrecentaban. Gol de Iraeta para el 15-9 y nuevamente una diferencia de seis goles con el conjunto visitante, que seguía a rebufo de los ataques locales. En defensa, se enfadaba Peli, que pedía más fuerza y contundencia en defensa. Antes del descanso, Jortos empezó con su festival goleador, acercando a su equipo al 15-11, pero nuevamente Iraeta, que estaba cuajando un gran partido, dejó atrás con potencia la defensa del Zamora y disparó a gol ante Abalos, que no podía evitar el 16-11 con el que se llegaba al descanso. Parecía que los Guerreros de Viriato no acababan de afinar.

En la segunda parte parecía que algo iba a cambiar. A los goles de Iraeta y compañía, respondían los zamoranos, mediante Andrés y Peli, sacando fuerzas de flaqueza y no dejando que el Zarautz se fuera en el marcador. Realmente, eso podía pasar, puesto que a los norteños todavía les quedaba energía y físico para aguantar la segunda parte, al menos los primeros minutos.

La exclusión de Olaizaola ayudó a los de Zamora, que de nuevo se acercaron a los vascos y empezaron a ver las caras de miedo de los que llenaban el pabellón de la población vasca. Unos locales que empezaron a jugar sus peores minutos, con la exclusión de Olaizola, y a pesar de su entrada de nuevo, el Zamora se había puesto 21-20 con dos goles seguidos de Ceballos. El tiempo muerto debía dar alas de nuevo a los locales.

Y así fue. En los últimos diez minutos el Zamora no supo jugar con su cercana ventaja en el marcador, no llegaron a rebasar nunca el Zarautz, y cuando más cerca estuvieron, peor jugaron. Torriko e Iraeta intentaban largar a su equipo, a pesar de la respuesta de nuevo de Jortos y, en este caso, de Molina, que fueron a la postre los máximos artilleros de su equipo.

Una nueva exclusión en el Zarautz dio una última oportunidad al Zamora que, a pesar de todo, no supo aprovechar. Es más, Torriko y Goenaga pusieron a 4 a su equipo cuando quedaban seis minutos para el final, una renda remontable pero no para un Zamora que ya renqueaba en un pabellón donde al final, David estaba venciendo a Goliat. Así acabó siendo, con un gran gol de Goenaga se cerraba el partido con 29-23, en un marcador doloroso para el MMT Seguros. No obstante, de nuevo Jortos, inconmensurable, intentó maquillar con dos goles más al final del encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine