Balonmano | División de Honor Plata

Tropiezo en Pontevedra

Peli, con un gol a falta de veinticinco segundos, araña un punto (29-29) para un MMT Seguros lejos de su mejor versión contra un buen Cisne BM

16.11.2015 | 01:42

El MMT Seguros Zamora no pudo conseguir retomar la liga con triunfo en su visita a la cancha del Cisne BM, donde arañó un punto "in extremis" gracias a un gol de Peli a falta de 25 segundos para el final.

No esperaban tanta resistencia los zamoranos por parte del penúltimo clasificado de la tabla, pero lo cierto es que los locales merecieron el empate final ya que en ningún momento se dieron por vencidos y jugaron de tú a tú ante un conjunto de Viriato al que nunca permitieron sentirse cómodo. Pudieron incluso ganar los gallegos, que remontaron una máxima desventaja de 4 goles al inicio de la segunda mitad (17-21), pero el cuadro local se precipitó y permitió al MMT Seguros recortar diferencias pocos minutos antes del final y llegar con opciones de sumar y acabar firmando un punto.

Con tanto ir y venir, a los zamoranos el empate les deja un sabor agridulce, ya que durante muchos minutos dominaron y parecía que tenían el encuentro controlado, pero luego acabaron sufriendo y cerca estuvieron de perderlo todo.

El partido empezó con un MMT muy entonado que no tardó en hacerse con el dominio del balón e imprimir su ritmo al encuentro, llegando al minuto 6 de juego con un cómodo 2-6 en el luminoso. Parecía que el partido iba a ser un paseo para el equipo de García Valiente, pero los pontevedreses, sin nada que perder, reaccionaban con un juego arriesgado y sin reservas que sorprendió al equipo visitante (5-7). Un nuevo estirón zamorano era cortado por los locales aprovechando ahora las exclusiones de un MMT Seguros que pese a todo conseguía mantenerse por delante en el luminoso y aprovechaba la exclusión de González en los locales para irse de nuevo de cuatro goles (8-12). Sin embargo, el cuadro de Viriato no estaba realizando su mejor partido y no conseguía mantener la intensidad, lo que permitía a su rival tomar aire de nuevo, esta vez para empatar e encuentro a 12 tantos tras tres goles consecutivos de Pombo.

No quedó ahí la cosa y la exclusión de Andrés Alonso en las filas zamoranas daba alas a los locales, que se ponían por primera vez por delante en el luminoso y colocaban un preocupante 15-13 a falta de siete minutos para el descanso.

El MMT Seguros jugaba a rachas y ahora le tocaba dar el do de pecho si no quería que el partidos e le fuese de las manos. Dicho y hecho, en la recta final de esta primera parte un parcial de 1-5 permitía al equipo zamorano irse al descanso con una mínima ventaja en el luminoso (16-18).

Esa remontada pareció dar alas a MMT Zamora, que tras el descanso ofreció su mejor imagen. Los visitantes, saltaron a la pista de nuevo muy enchufados y volvieron a abrir brecha en el luminoso, consiguiendo una máxima ventaja de cuatro goles justo cuando se cumplían los primeros cinco minutos de la reanudación (17-21).

Parecía que los zamoranos conseguirían por fin romper el partido de manera definitiva, pero una doble exclusión, de Ruiz y Alonso, perjudicó y mucho al equipo visitante, que veía como su rival volvía a crecerse y recortaba distancias (19-21).

Esos goles dieron alas al equipo pontevedrés, que volvía a creer en sus posibilidades y sembraba el nerviosismo en las filas zamoranas. Los locales estaban lanzados y conseguían colocarse a solo un gol de diferencia antes de que se cumpliese el minuto 42 de partido (21-22).

Pese a todo, el MMT Seguros seguía por delante, pero los zamoranos volvían a bajar la intensidad y ni siquiera una doble exclusión en las filas locales servía para que el equipo visitante protagonizase un nuevo arreón. Los locales defendieron bien en inferioridad y mantuvieron el tipo (24-25). La defensa local estaba ahogando a los pistacho, que tras casi dos minutos sin anotar veían como su rival empataba el duelo en el 48.

Tras unos minutos de igualdad, Chan y Gil colocaban en el marcador un preocupante 29-27 que ponía con el agua al cuello a los zamoranos.

El MMT Seguros encontró entonces, después de mucho tiempo sin mostrarse sólido, su mejor versión. Se puso el mono de faena y estuvo muy atento para sacar provecho de cada fallo gallego. Especialmente de la que fue la última exclusión del partido y que permitió a los de Viriato contar con tiros suficientes para haber podido incluso ganar.

Jortos recortó diferencias y poco después Octavio tuvo en sus manos el tiro del empate, pero falló. Eso sí, Peli estuvo muy atento y recogió el rechace para volar como en él es habitual y anotar el 29-29 que el MMT Seguros defendió con éxito en los últimos segundos. Un alarde de casta que vale un punto pero que no evitó el tropiezo zamorano en Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine