Mortadelo y Filemón con una flor en el culo

25.01.2016 | 00:20

No sé si el Barça puede jugar peor que en la primera parte del partido ante el Málaga. Bueno, seguro que podría, pero tendría que entrenar mucho. Muchísimo. Dicen que sólo los grandes equipos pueden ganar partidos como el de Málaga jugando mal, pero yo creo que los grandes equipos tienen a veces un mal día y a la vez, como le ocurría al seleccionador español Miguel Muñoz según Pablo Porta, una flor en el culo que les permite salir vivos de un horror construido a golpe de falta de concentración, pases al contrario, caos defensivo, poses existencialistas en el centro del campo e inocencia ofensiva interrumpida por un gol en el primer minuto. En la segunda parte, el Barça jugó algo mejor y Messi mostró por qué el kilo de gol está tan caro, pero el partido parecía escrito por un guionista resacoso al que los productores le han impuesto un final feliz. La flor en el culo nos salvó ante un estupendo Málaga. Solo el buen juego nos salvará el próximo fin de semana ante un sólido Atlético de Madrid en un líquido Camp Nou que confía en el gaseoso tridente azulgrana.

Volvamos a la primera parte del partido Málaga-Barça. Si el gran Ibáñez pudo colocar a Mortadelo y Flilemón en el equipo titular de la selección española de fútbol que jugaba la final de un Mundial con la selección alemana, parece que Luis Enrique decidió dar una oportunidad a Mortadelo y Filemón convenientemente disfrazados y les concedió un puesto en el equipo titular del Barça en La Rosaleda. Como Filemón, ni Vermaelen, ni Busquets, ni Arda eran capaces de tocar el balón con un poco de sentido; como Mortadelo, los chicos de Luis Enrique sólo espabilaron un poco en la segunda parte no gracias a un inyectable inventado por el profesor Bacterio, sino a los cambios que decidió el entrenador y supongo que algún que otro grito en el vestuario. En el Barça no hay sitio para Mortadelo y Filemón, salvo que los dos detectives de la TIA jueguen con una flor en el culo. Pero las flores se marchitan, como bien entendió Miguel Muñoz cuando las cosas se torcieron para la selección española, y de poco valen las flores cuando delante está un equipo-segadora como el Atlético de Madrid.

Por cierto, España perdió la final del Mundial-78 que dibujó Ibáñez con un gol en propia puerta de Mortadelo. El Barça ganó al Málaga con un gol de fantasía de Messi. Ahí está la diferencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


Giro de Italia

Giro de Italia 2017

Giro de Italia 2017

Vive en directo las etapas del Giro de Italia. Consulta la clasificación y el palmarés de la ronda italiana.

 

Enlaces recomendados: Premios Cine