El Logroñés expulsará del club a los socios violentos

Los incidentes en Vitoria llegan al Parlamento

 

LOGROÑO, EFE La directiva de la Unión Deportiva Logroñés ha acordado expulsar del club a los socios que participen en actos violentos relacionados con encuentros de fútbol y que sean identificados por la policía. El conjunto riojano de Segunda B informó ayer en un comunicado de esta decisión después de que el pasado miércoles, antes del encuentro entre Alavés y Logroñés se produjeran en Vitoria diversos incidentes entre aficionados que se saldaron con la identificación de varios aficionados por la policía, tres detenidos y otros tantos heridos.


El conjunto de Logroño «lamenta y condena enérgicamente» esos incidentes y recalca que «no permitirá ni tolerará en lo sucesivo hechos de este tipo que empañen y deterioren la imagen de la entidad y de su masa social». Por ello, «la reincidencia de este tipo de comportamientos determinará la expulsión automática y definitiva del Club, perdiendo a perpetuidad su condición de abonado el aficionado que protagonice incidentes violentos y sea identificado por la Policía» para lo cual el club colaborará con las fuerzas de seguridad, explica.


Además, los dirigentes de la Unión Deportiva Logroñés recalcan que este club «será respetuoso con todos los equipos que visiten el estadio de Las Gaunas y hará todo lo posible para que sus aficiones se sientan seguras y disfruten de su estancia en la ciudad».


EA ha pedido la comparecencia en el Parlamento Vasco del consejero de Interior, Rodolfo Ares, para que explique por qué la Ertzaintza no organizó un dispositivo de seguridad para evitar las agresiones de hinchas riojanos antes del partido del pasado miércoles contra el Alavés.


Tres personas fueron detenidas y otras tres resultaron heridas en los enfrentamientos entre aficionados de ambos equipos, en el transcurso de los cuales se cruzaron e incendiaron contenedores y se causaron destrozos en un bar, en la cristalera de una tienda de automóviles y en una cabina telefónica. Testigos presenciales aseguraron que fueron "ultras" del Logroñés los que lanzaron botellas y atacaron a varias personas con bates de béisbol, palos y algún arma blanca.