El monasterio franciscano de Castroverde de Campos

El edificio es un refugio espiritual, un espacio para reflexionar sobre el mundo y sus cuitas

19.11.2016 | 12:41
Francisco Trancón Pérez

Charlando con unos amigos por el paseo marítimo de La Galea (Getxo-Vizcaya), uno de ellos me comenta que todos los veranos, cuando se traslada a pasar las vacaciones a Galicia, se detiene en Castroverde de Campos para degustar una comida exquisita, comparable -aunque diferente- con las ofrecidas en los mejores restaurantes de Vizcaya.

Este comentario me produce sensaciones contradictorias, agradezco la valoración positiva que el getxotarra hace de la gastronomía zamorana, pero siento decepción porque no ha visto la riqueza artística que atesora Castroverde.

Una muestra -entre las muchas oportunidades que ofrece este municipio- es el monasterio situado a la entrada del pueblo, un edificio de planta y piso de amplias proporciones. De ladrillo cocido, el ocre de sus muros resalta en el intenso azul del cielo; la luz penetra triunfante por anchos ventanales de arcos apuntados que se abren con elegancia al jardín del claustro, solar rectangular que aún conserva el vestigio de una fuente y una cruz, señas de identidad franciscana.

Este patio de recreo espiritual era el lugar frecuentado por frailes, novicios, estudiantes. Espacio necesario para que en los breves períodos de ocio, la mente se liberara de la presión de los saberes teológicos y de otras disciplinas curriculares, facilitando el encuentro entre los hermanos, llenando de sonidos, de confidencias, de alegrías, de sueños, de proezas aún no resueltas, de proyectos que ofrecer al maestro de Asís.

En el piso superior estaban -entre otras dependencias- las celdas de los frailes, alineadas en torno a un pasillo y abiertas al exterior por amplios ventanales. En su interior una cama humilde, un reclinatorio, mesa de trabajo y oración. Clavado en la pared un crucifijo de madera oscura preside este refugio de soledad y meditación. Sin abandonar el piso superior está la biblioteca, sala de estudio, con libros de todos los saberes. Tal vez sea este uno de los legados culturales más importantes que hayan dejado los frailes. En este sentido Hipólito Barriguín, fraile franciscano que publica la historia de este monasterio (1992) indica que "las obras que se están llevando a cabo en la Casa Consistorial han obligado a sus autoridades a recoger todos los libros y documentos en otros locales y dicha documentación está en el más completo desorden, propio de tales circunstancias".

Siento no estar de acuerdo en algunos aspectos con la opinión de Hipólito, lo que he observado es una biblioteca ordenada, en muchos de sus libros se ve el tejuelo de clasificación. Supongo que se efectuará -en su día- una catalogación exhaustiva del contenido bibliográfico y documentación de la biblioteca.

He de subrayar que en esta parte del piso superior hay una serie de habitaciones, baños, etc., cuyo acondicionamiento lo está realizando el consistorio para adaptar estas dependencias a actividades culturales, albergue, etc.

En la planta baja del monasterio se encuentra la iglesia. Supera las dimensiones de una capilla u oratorio para convertirse en un templo abierto al culto.

El interior es un espacio amplio, luminoso, me recuerda la limpieza y el orden observado en conventos de monjas.

Las figuras ornamentales de vírgenes, santos franciscanos, altar, retablo, etc. son piezas relativamente modernas, de factura modesta, sin ninguna pretensión ornamental exagerada.

El coro, situado en la parte alta posterior del templo, constituye un conjunto singular, su distribución y arquitectura responde a los cánones de otros coros de iglesias, catedrales, basílicas, etc. Debió tener un órgano de tubos muy completo al parecer por los restos de su emplazamiento que aún se pueden observar. Los asientos abatibles carecen decoración, sin figuras alegóricas, sin tallas artísticas, sin el boato ornamental de los ubicados en otros templos.

La iglesia del siglo XVIII sigue escrupulosamente el decreto de los estatutos de Narbona dictados por san Buenaventura en 1260.

"... Pero como lo curioso y superfluo son contrarios directos con la pobreza, ordenamos que se eviten en los edificios las exquisiteces de pinturas, tabernáculos, ventanales, columnas y similares, y los excesos de longitud, anchura y altura, que no sean conformes con las costumbres del lugar. Los que sean transgresores de esta constituciones sean gravemente castigados... Las iglesias en ningún modo serán abovedadas, excepto en la capilla mayor. El campanile nunca se hará a modo de torre; ítem, los ventanales con vidrieras historiadas no tendrán pinturas con historias ni con otras cosas, excepto en la vidriera principal, detrás del altar mayor, que podrá tener imágenes del Crucifijo, de la beata Virgen, del beato Juan, beato Francisco y beato Antonio; y si otras se hubieran pintado serán retiradas por los Visitadores..."

En un friso situado en la parte alta del coro se observan cruces de un calvario y reliquias de san Rufino, san Aparicio, etc.

El refectorio que actualmente se conserva en el piso inferior es de dimensiones moderadas con una gran mesa ovalada. El piso está pavimentado por azulejos de color marrón y amarillo, formando figuras geométricas.

En la huerta los frailes buscaban un espacio para reflexionar, experimentar el hálito de la naturaleza cercana, familiar, acercarse a las experiencias del agustino fray Luis de León cuando describía su jardín particular. Se conserva el armazón de hierro en forma abovedada de un parterre hoy sin flores, cubierto torpemente por enredaderas anónimas que se ofuscan pertinazmente en aferrarse a los anclajes metálicos. El brocal de un pozo abre su ojo oscuro mostrando al cielo el agua que renace en sus entrañas. Junto a él, una frondosa morera, árbol centenario, extiende las ramas de su poderoso tronco, protegiendo el sagrado recinto de la furia candente del sol estival.

Cuando el visitante abandona, no sin pesar, este oasis espiritual su mirada se detiene en la grácil torre, espadaña piramidal, esforzándose por retener en su memoria una despedida singular, intuyendo el toque festivo de sus campanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Comarcas

El novillero Ángel Téllez ya tiene su "Garbanzo de Oro"

El maestro Juan José Padilla apadrina en Fuentesaúco el reconocimiento ante numerosos aficionados

Carbajales de Alba, capital de la capa parda alistana

Carbajales de Alba, capital de la capa parda alistana

Albarinos, alistanos y zamoranos participan en la jornada de exaltación en la villa de los bordados

Diez centímetros de nieve en la Alta Sanabria

Diez centímetros de nieve en la Alta Sanabria

Porto y Barjacoba amanecen cumpletamente cubierto de blanco y las máquinas quitanieves despejan...

La Mancomunidad encomienda a la Junta el proyecto e instalación del sistema de cloro

La Mancomunidad encomienda a la Junta el proyecto e instalación del sistema de cloro

El presidente confía en que la obra, que costará entre 150.000 y 200.000 euros, esté concluida en...

El Movimiento por la Sanidad pedirá al Procurador del Común que solicite el contrato del agua

El Movimiento por la Sanidad pedirá al Procurador del Común que solicite el contrato del agua

Tras fracasar en su intento de acceder al contrato de adjudicación del servicio de agua en la...

El Ayuntamiento de Alcañices aprueba la tercera fase del auditorio con 350 plazas

El Ayuntamiento de Alcañices aprueba la tercera fase del auditorio con 350 plazas

Para la construcción y puesta en marcha del centro se necesitan 261.500 euros y con la nueva...

Promociones

La Obra de Federico García Lorca para niños Una elegante y cuidada edición, dividida en cuatro entregas! Ver Promoción
Controlador Vital Un completo controlador con pulsómetro, podómetro, oxímetro, presión arterial y control de sueño. Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine