El otro tesoro de Granja de Moreruela

Un vecino guarda miles de antigüedades y objetos "vintage" en su casa, que todo el pueblo ha admirado y ya se ha convertido en una parada obligada para las visitas

30.10.2016 | 03:41
Amador, montado en su bicicleta estática favorita, entre los miles de objetos antiguos de todo tipo que guarda en su casa de Granja de Moreruela.

Granja de Moreruela tiene un tesoro conocidísimo, su imponente monasterio cisterciense, y otro menos antiguo y mucho menos famoso, custodiado en la casa de uno de sus vecinos. Amador Peñín guarda eso, un tesoro, que como la piedra de Rossetta en el Museo Británico, la Venus de Milo en el Louvre o Las Meninas en el Prado, está expuesto para ser admirado por los ojos de todo aquel que quiera entrar a verlo. La mayoría de los objetos que Amador guarda en su casa no tienen un gran valor por sí mismos, pero juntos forman una colosal colección de incalculable valor que merece la pena visitar.

Radios, básculas, gafas, muñecas, bicicletas, aperos de labranza... la lista de antigüedades y objetos "vintage" que Amador ha ido coleccionando a lo largo de su vida es tan amplia como dispar, pero todo está ordenado por antigüedad, por modelo o por tamaño. En la casa de Amador todo tiene un por qué, detrás de cada objeto hay una historia que Amador está dispuesto a contar a sus visitas y, lo más importante, casi todo funciona. Para eso hay que ser "manitas", pues él mismo ha reparado, barnizado o pintado muchos de los elementos de su colección, y fabricado otros como las lámparas hechas con bombos de lavadora para iluminar el porche de su casa.

Pero quizás lo más curioso de las colecciones de Amador no está en su variedad o en el estado de conservación de los objetos, sino en su tamaño: tiene 60 radios, un centenar de gafas viejas, más de 600 relojes despertadores, miles de cámaras fotográficas de todos los tipos de tamaños y cientos de teléfonos que cuentan la historia de la telecomunicación en el siglo XX, desde los más antiguos que existieron hasta el móvil, pasando por los clásicos modelos de rueda de Telefónica, el "góndola" en diferentes colores o los primeros portátiles.

La propia casa es un museo en sí misma, un edificio con 160 años de antigüedad que Amador ha ido acondicionando a los tiempos modernos sin echar a perder su encanto rústico. Por todas las habitaciones y en los pasillos hay repartidas las primeras muestras de la gran colección de Amador: un trillo aquí, una estantería con relojes allá, una fila de muñecas vestidas con los trajes tradicionales de cada nación del mundo... Pero la verdadera cámara de los secretos es la bodega, la estancia más grande de la casa que guarda miles de antigüallas repartidas en una especie de caos muy ordenado. Aparte de las citadas hay carteras de cuero, acordeones, hornillos, máquinas de coser, guitarras, una variedad de cencerros de todos los tamaños, piedras de molino, coches de hojalata, abanicos, máquinas de escribir, básculas (de cocina, romanas, de personas), cestas de mimbre, sillas de montar o abanicos, y así un abrumador sinfín de objetos imposibles de recordar, todos multiplicados varias veces en diferentes modelos o colores.

Pero en el particular museo de Amador, junto de esas interminables colecciones de pequeños objetos, se muestran otras de mayor envergadura, como unas cuantas motocicletas clásicas, máquinas antiguas para afilar cuchillos y todo tipo de bicicletas, entre ellas una estática que lleva toda la vida con él y que el propio fabricante se la ha intentado "recomprar" por ser uno de los modelos más antiguos de la marca y estar tan bien conservada. También exhibe la que, asegura, es la bici más antigua de Granja de Moreruela, colgada junto a un cartel improvisado junto a un trillo que reza de forma orgullosa "Casa-Museo de Amador Peñín".

No le viene grande el título, aunque fuera de Granja todavía no se conoce su colección, todo el pueblo ya ha pasado por casa de Amador y muchos se atreven a llevar a sus visitas. Si él está en casa, los recibe encantado y les explica cómo ha conseguido completar cada uno de los conjuntos que exhibe. "Es mi ilusión", asegura.

Pero su colección no termina en esta casa. En Cabezón de Pisuerga tiene una bodega subterránea en la que guardaba aún más objetos, "entre ellos la dulzaina más vieja de la provincia de Valladolid", explica con mezcla de orgullo y amargura porque sufrió un robo en su bodega en la que, entre muchos otros objetos, se llevaron el instrumento musical. Por eso ahora prefiere prevenir y ha instalado alarmas y cámaras en su casa de Granja.

Por otro lado, Amador atesora una serie de piezas que aunque no forman parte de una colección concreta son extraños o únicos, como un casco de bombero de principios del siglo XX, un extintor, un dispensador de aceite, una máquina de Michelín para abrir neumáticos o un masajeador automático que tiene más de 40 años y que él mismo patentó junto a un amigo, "solo existen cuatro o cinco en el mundo como esta".

Amador ha dedicado toda su vida al deporte, posee uno de los gimnasios más antiguos de la ciudad de Valladolid y por eso tiene todo tipo de máquinas deportivas con solera. Algunas están en su museo, pero otras las quiere aprovechar para montar un gimnasio público para los vecinos de Granja "si el Ayuntamiento habilitara algún local lo suficientemente grande, yo pondría las máquinas, saldría casi a coste cero para el municipio". Pocos pueblos cuentan con un vecino que aporte él solo una atracción cultural y otra deportiva. Mientras tanto, Amador sigue saciando su afán coleccionista, ahora mismo está buscando televisores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¿Quieres demostrar tu talento artístico?

Si tienes entre 5 y 12 años ¡participa en nuestro concurso!

Sólo tienes que enviarnos un vídeo con tu actuación, solo o en grupo. Canto, baile, malabares, acrobacias, magia... ¡Todo vale!

Comarcas

Observación de aves ayer en las Lagunas de Villafáfila
Las aves colonizan la reserva de Villafáfila

Las aves colonizan la reserva de Villafáfila

La Junta invita a visitar un espacio que acoge en estas fechas a más de 10.000 ejemplares

Dejadnos morir en paz

Dejadnos morir en paz

La España del futuro ha cargado contra la España del pasado por la estación de Otero de Sanabria....

´Nos han dejado descalzos´

´Nos han dejado descalzos´

El abandono del ministerio sacerdotal por parte de David Villalón deja sin párroco a nueve pueblos

Braganza comparte la preocupación por la polémica de la estación de Otero

Braganza comparte la preocupación por la polémica de la estación de Otero

El presidente de la Cámara Municipal lusa estima en 135.000 los viajeros de Portugal que...

El colegio de Villaralbo, elegido para realizar programas experimentales

El colegio de Villaralbo, elegido para realizar programas experimentales

El centro Nuestra Señora de la Paz mejorará con esta iniciativa las competencias claves de los...

Promoción de la ´Ruta de los Castros´ con una marcha cicloturista

Promoción de la ´Ruta de los Castros´ con una marcha cicloturista

La población de Ufones se volcó el pasado fin de semana con el desarrollo de la jornada organizada...

Promociones

Belén de Navidad el detalle navideño imprescindible en su hogar Ver Promoción
Colección de cuchillos cerámicosestupenda colección de cuchillos con recubrimiento cerámico Ver Promoción
Cochecitos en miniatura Cada domingo una réplica por solo 1,99 euros + cupón Ver Promoción
Método Vaughan para hablar inglés El curso se compone de 25 entregas. LIBRO + CD. Válido para todos los niveles de inglés desde el primer libro. Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Resumen del año 2015

Resumen del año 2015

Anuario 2015

Recuerda los acontecimientos más importantes que nos ha dejado este 2015 en nuestro especial informativo

 

Enlaces recomendados: Premios Cine