Aliste | Fiestas de la Asunción y San Roque en Alcañices

Juntos, que no revueltos

El Ayuntamiento de la villa se ve obligado a separar con verjas metálicas el espacio de la Plaza Mayor destinado a la verbena del que ocupa la N- 122

16.08.2016 | 17:27
El intenso tráfico de la Nacional 122 compartió la Plaza Mayor de Alcañices con la verbena.

La villa de Alcañices vive los días grandes de unas fiestas patronales donde San Roque y la Virgen de la Asunción ven cómo la carretera Nacional 122 se ha colado la gran protagonista a causa del intenso tráfico de camiones y las prohibiciones del Ministerio de Fomento, todo ello unido a que la calzada del Itinerario Europeo 82 ocupa la calle San Francisco y parte de la Plaza Mayor, durante siglos lugar de verbenas, procesiones, pasacalles y encierros taurinos.

Domingo y lunes la Dirección General de Tráfico impuso restricciones. Los cortes para los vehículos pesados se producían de11 de la mañana a 22 horas, desde Zamora capital hasta la frontera con Portugal, en San Martín del Pedroso.

Con vistas a evitar siniestros el Ayuntamiento se vio obligado a ubicar verjas metálicas marcando la separación de la Plaza Mayor y la travesía de la Nacional 122 -en teoría parte del ágora, pero no en la práctica-, dejando libre únicamente la salida hacia los dos pasos de peatones.

Ayer, una de las novedades fue que la misa tuvo lugar en la iglesia llamada "de Arriba", la de la Virgen de la Asunción, antaño parte del palacio de los marqueses de Alcañices, y no como sucedía otros años en el santuario de la Virgen de la Salud. La iniacitiva, al parecer, ha sido del agrado de la feligresía.

La Virgen de la Asunción de Alcañices es de las llamadas de retablo, es decir que forman parte de él. Por ello, quitando en 2015 que se desmontó el retablo y la imagen se llevó al Santuario Mariano de La Salud, siempre se celebraba la misa, incongruencias de la vida, sin la presencia de la patrona de la villa.

La tarde de La Asunción estuvo marcada este año por el espectáculo ecuestre "Pureza y Duende" con el extremeño Juan Pedro Olmo. Cante y baile flamenco, doma a la vaquera y alta escuela con caballos bailadores que gustó a la concurrencia e hizo las delicias de jóvenes y mayores.

Por la noche, en la Plaza Mayor, por primera vez en la historia no hubo orquesta, innovación total, la verbena popular estuvo amenizada por una macrodiscoteca: Riky Galende y su "Renovation Experience" con un toro infantil de Jimena Caballero y un toro de "Los Arcos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine