El incendio de Arribes arrasa un colmenar y también encinas y alcornoques centenarios

Medio Ambiente alerta a la población del riesgo de incendios forestales y prohíbe tirar cohetes y hacer barbacoas

09.07.2016 | 11:17
Los bomberos acuden al incendio del viernes en Roales.

El incendio forestal originado por un rayo en pleno Parque Natural Arribes del Duero y también Reserva de la Biosfera, dado ayer tarde por controlado, dejó tras de sí la pérdida de un colmenar de unas doscientas colmenas, además de varias encinas y alcornoques altamente apreciados por los propietarios. La intervención de diferentes medios aéreos procedentes de las bases de Rosinos, Villaralbo, Villardeciervos, Matacán y Guadramiro, así como diferentes medios mecánicos, cuadrillas y brigadas de tierra, siete agentes forestales (algunos fuera de servicios), bomberos y agentes de la Guardia Civil no evitaron que las llamas se extendieron antes de atacarlas por una superficie de casi un centenar de hectáreas.

El fuego se apoderó de la zona ante la mirada de los vecinos, especialmente de Fornillos de Fermoselle, que temían lo peor al ver cómo se extendían el incendio antes de actuar los medios operativos.

El delegado Territorial, Alberto Casto, reparó ayer, en Toro, en que "se trata de una zona muy escarpada, de difícil acceso, y eso implicó que se pusiera en marcha de forma inmediata todo el operativo regional de extinción de incendios".

También los vecinos de Roales vivieron momentos tensos el pasado jueves al anoche cuando se originó un incendio en una finca donde estaban cosechando, situada en las proximidades del pueblo. La alcaldesa Berna Miguel señala que gracias a la rápida intervención de los bomberos "quedó todo en un pequeño susto".

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, por su parte, declaró ayer, por resolución de la Dirección del Medio Natural, la alerta por riesgo meteorológico de incendios forestales en toda la Comunidad los días 10 y 11 de julio.

Según informa la Junta de Castilla y León, "esta situación viene provocada porque a las elevadas temperaturas de estos días, causadas por una masa de aire sahariano en altura que va a afectar a toda la península ibérica el domingo y que finaliza el lunes, se asocia una fuerte disminución de la humedad relativa, y un incremento de la intensidad del viento -durante domingo y lunes- de componente suroeste con velocidad de 15 a 20 kilómetros por hora. Todo ello se complica por la elevada inestabilidad atmosférica y la probabilidad de tormentas que, con sus descargas eléctricas, pueden provocar incendios forestales".

Medio Ambiente indica que "estas condiciones meteorológicas hacen que se incremente la probabilidad de ignición de los combustibles vegetales, fundamentalmente los herbáceos, ya que con esta primavera lluviosa han tenido un gran desarrollo y están muy desecados por su ciclo biológico. A su vez, tras la sequía de junio es probable que se eleve la velocidad de propagación en caso de iniciarse un incendio por el viento, todo ello agravado por los posibles fenómenos asociados a la fuerte inestabilidad atmosférica prevista, lo que provoca un incremento del riesgo de incendios forestales". Ante esta situación prohibe "en el monte y franja de 400 metros de terreno rústico alrededor, el uso de barbacoas, ahumadores en la actividad apícola y uso de maquinaria autorizada en cuyo funcionamiento genere fuego, como sopletes, soldadores o radiales". También está prohibida la maquinaria cuyo funcionamiento pueda ocasionalmente generar deflagración, chispas o descargas eléctricas -como desbrozadoras y maquinaria con cadenas, entre otras- desde las 13.00 a las 22.00 horas, y también se suspenden las autorizaciones en esa zona de lanzamiento de cohetes y artefactos que tengan fuego. El uso de motosierras está permitido si se cuente con medios de extinción y los lugares se mantienen limpios de vegetación y con medios de extinción.

Fuego en Videmala

Medio Ambiente solicita a la población "que extreme las medidas de prudencia y tenga la máxima precaución en sus actividades al aire libre", y a los agricultores que "en estos momentos están recolectando el cereal, que tengan presentes todas las medidas de precaución que se recogen en el folleto al respecto editado por la Junta de Castilla y León para evitar que en su trabajo se pueda iniciar un incendio". La Junta advierte que "los conatos tendrán mucha mayor probabilidad de consolidarse en fuegos más extensos por la gran abundancia de combustible en los campos, poniendo en riesgo no solo los cultivos sin cosechar, sino a las poblaciones cercanas y afectar a las vías de comunicación".

Los servicios de extinción operaban ayer tarde, con medios aéreos, mecánicos y humanos, en un incendio originado en Videmala, y también en otro siniestro ocurrido en el término de Fuentelapeña.

Los bomberos de Zamora intervinieron en un incendio en Madridanos que calcinó cinco hectáreas de cereal, trigoy paja, y que amenazaba una nave de ganado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine