02 de julio de 2016
02.07.2016
0/17

Los peces suben desde el Esla cada cinco o seis años para la freza

01.07.2016 | 23:58

Los agentes de Medio Ambiente han extraído de río Cebal y enterrado unos 200 barbos adultos muertos que, paradojas de la vida, perdieron la suya tras dejar el embalse del Esla para depositar sus huevos y crear vida en los ríos de tierras alistanas. Simultáneamente, los agentes han logrado salvar, rescatándolos y devolviéndolos al río, cerca de un millar de barbos que se habían quedado atrapados entre rocas de paredes y presas caídas o pozos que al bajar el caudal se han ido quedando aislados del curso que aún sigue corriendo hacia el Aliste.

El espectáculo de vida que es la subida de los barbos al Cebal, ahora se ha convertido para muchos de ellos en muerte, se repite cada cinco o seis años y consideran los expertos que no tiene trascendencia para la preservación de la especie, "pues ponen miles de huevos que eclosionan, cientos de alevines llegan a la edad adulta en las profundas aguas del embalse de Ricobayo y a los tres años los machos y a los cinco o seis las hembras, alcanzan la madurez sexual". Pueden llegar a vivir hasta once años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine