Sayago

Víctor Casas destaca "la aportación ecológica, social y paisajística" de la ganadería extensiva

El biólogo y gestor ambiental imparte una conferencia en el Museo Etnográfico en el marco de la iniciativa Pastores

21.06.2016 | 01:25
Público asistente a las Jornadas sobre Trashumancia.

El integrante de la Fundación Entretantos y gestor de Casas de Turismo Rural, Víctor Casas, hizo ayer una defensa de la práctica ganadera en régimen extensivo y el pastoralismo durante la intervención enmarcada en las Jornadas sobre Trashumancia y Ganadería Extensiva desarrolladas en el Museo Etnográfico, en Zamora capital, con motivo de la actividad Pastores, organizada por el Ayuntamiento de San Vitero y que tienen como objetivo el reconocimiento social de estos profesionales.

Casas, cuya intervención fue presentada por el quesero Félix Pastor, que esbozó la importancia del sector del ovino, centró su intervención en "las aportaciones invisibles de la ganadería extensiva", reparando en los servicios que presta a la sociedad este modelo de explotación desde una perspectiva no solo económica, sino también ecológica, social, cultural y paisajística.

"La ganadería extensiva cumple un papel fundamental y no debe perderse por todo lo que aporta, que es mucho más que carne, leche y lanas. Hay que luchar por conservar la ganadería extensiva" expresó Casas, que hizo hincapié "en el papel en la biodiversidad, en la configuración y mantenimiento del paisaje, en la conservación sostenible del patrimonio natural". Apostó por defender los recursos locales "de una manera sostenible, sin agotarlos y de una forma productiva ecológica".

Considera "como novedoso" el hecho de reparar "en los servicios sociales y psicológicos que reportan los sistemas de explotación ganadera en extensivo, sobre todo de las razas autóctonas, que en la provincia de Zamora constituyen una gran riqueza y aportan una pluralidad de beneficios". Hace referencia a que las razas autóctonas "son un orgullo y una seña de identidad". Para Casas, otro de los valores de la ganadería gestionada de forma extensiva es que "evita que los territorios se conviertan en matorrales y se mantengan como campos abiertos". Destacó la importancia de valorar "lo propio como un mecanismo fundamental para que poblaciones envejecidas y reducidas aguanten sin deprimirse".

El integrante de la Fundación Entretantos abogó "por la coordinación entre diferentes los estamentos administrativos para armonizar los diferentes intereses", e hizo un llamamiento a que "la gente se de cuenta de que debe integrarse y considerar que la ganadería extensiva cumple un rol importante en la naturaleza, en la conservación del paisaje, la reducción de las emisiones de carbono y la reducción de los incendios forestales". "En el medio rural somos pocos, pero debemos darnos cuenta de que el patrimonio local es la herramienta que tenemos que utilizar para vivir, tener negocios, singularizarnos y que la sociedad nos conozca y nos vea" afirmó el ponente.

También aludió a uno de los asuntos candentes de la actualidad, que tiene que ver con el conflicto dirimido entre la Administración y los ganaderos por la existencia del lobo en un territorio que practica la ganadería extensiva y que se ha movilizado para exigir, no el exterminio del predador, sino su desalojo del lugar por considerarlo incompatible con el método ganadero en vigor. Víctor Casas señaló, sobre el particular, que "el abandono del medio rural ha hecho que las masas forestales aumenten y favorezcan el asentamiento de herbívoros y predadores". Ahora existe un modelo de roturación más escasa que cuando existían altas poblaciones, y se están recuperando zonas de vegetación natural". Para Casas lo atinado, en el siglo XXI "es convivir haciendo uso de la educación".

El lobo es un factor que pone en riesgo a las poblaciones ganaderas, pero no es el más importante, y al respecto aludió a los mercados, a la falta de perspectivas económicas y a los precios. Manifestó que "el predador puede causar problemas y ansiedades pero hace falta una gestión adecuada del lobo".

Víctor Casas subrayó que "el lobo es un factor que viene para quedarse y no se puede eliminar como antes". Añadió que "es un patrimonio de la naturaleza y habrá que esforzarse porque la convivencia sea lo más armoniosa posible. Aunque la gente proteja los rebaños de diferentes maneras habrá problemas, pero hay que abordarlo de manera objetiva y hay que ir a producciones ganaderas sostenibles y ecológicas".

Las jornadas prosiguen hoy su desarrollo con la presencia de Jesús Garzón, de la Fundación Trashumancia y Naturaleza, quien a las 19.00 horas, analizará la trashumancia en el siglo XXI. A continuación habrá una mesa redonda con intervención de pastores zamoranos y técnicos de la Junta de Castilla y León.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine