Morales y Pontejos ponen el mayo

Los quintos del 98 se volverán a reunir durante las fiestas del Cristo para trabajar en la caseta cedida por el Ayuntamiento

01.05.2016 | 01:49
Los quintos moralinos cavan el hoyo para plantar el mayo.

La puesta del mayo en Morales comenzaba ayer muy temprano para los 27 jóvenes que conforman la quintada del 98. Durante el día anterior se habían pasado la tarde excavando el agujero de cerca de dos metros de profundidad donde ubicar el tronco que cortan en un soto de Pontejos y que era trasladado a media noche de ayer hasta la finca donde se levanta todos los años, últimamente con grúa-pluma desde el accidente que se registró hace unos años, cuando el palo rodó y cogió a uno de los mozos que estaban empujándolo.

Bolsas de basura, cemento seco, bolsas con césped y hasta un aspirador se encontraban en la mañana de ayer taponando el hueco que horas antes habían horadado los esforzados quintos. "No deja de ser ya una costumbre, pues todos los años sucede. Pero cuando te toca a ti, llegas y lo ves, no te lo puedes creer la porquería y la saña que han empleado para cegar este espacio", explicaba Cristina San Damián, que al igual que Clara, Gonzalo, María Silva, Hugo, Víctor, María, Juanma, Víctor González, María Macías, Sergio, Rubén, Maseli, Inma, Sego, Pilar, Celia, Elena, Jaime, Leticia, Agus, Alber, Álex, Marlon, Edgar y Pablo se empleaban a fondo en la finca ubicada en al zona de los Sauces para tener todo a punto para plantar el santo y seña de la mayoría de edad, el mayo, y disfrutar del chocolate con bizcochos que ayer repartían los jóvenes. 40 litros de chocolate y 7 cajas de bizcochos.

Será con las fiestas del Cristo de Morales cuando la quintada del 98 se vuelva a reunir para disfrutar de la fiesta y trabajar en la caseta que de manera altruista cede el Ayuntamiento y que en esta ocasión estrenan con base fija en la pradera del Cristo.

En Pontejos del Vino, anejo de Morales la puesta del mayo era secundada por los vecinos de la pequeña localidad, quienes alrededor de las siete comenzaron a talar y pelar el chopo que a continuación trasladaban y plantaban a la entrada de Pontejos. Jóvenes y mayores, echaban una mano tirando de las maromas para cumplir con un acto que se remonta muchísimos años atrás, la puesta del Mayo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine