Zamora, entre cataratas y chorros de agua

Las presas sueltan 640.000 litros por segundo más que el lunes para cumplir con los niveles de seguridad

19.04.2016 | 19:28
Las presas de Zamora abren los aliviaderos

La persistencia de las lluvias y el incremento de los caudales de los ríos obliga a las empresas eléctricas a levantar unos centímetros más las compuertas de los aliviaderos de las presas hidroléctricas para dar rienda suelta a las avenidas de agua y mantener en niveles de seguridad y correcta gestión la capacidad de los embalses. Esta mayor liberación, por aliviadero y turbinación, supone que este martes pasaran de la provincia de Zamora hacia Portugal, por el río Duero, 640.000 litros por segundo más que el lunes, puesto que, según información facilitada por Iberdrola, el caudal soltado aguas abajo era de 1.700 metros cúbicos, por los 1.060 desembalsados el pasado lunes.

Iberdrola incrementó notablemente los caudales aliviados y las salidas para hacer frente a la situación hidráulica que imponen las tormentas de agua y los deshielos que acompañan a la licuación de las nevadas que vistieron día atrás de blanco las zonas altas de la cuenca del Duero.

Las presas que regulan los ríos Tera, Esla, Duero y el bajo Tormes han cambiado estos días con las lluvias su sosiego para ofrecer unas impresionantes cataratas o escapes de agua. Son centenares o millones de litros por segundo los que siguen su curso con una bravura y un furor digno de contemplación. En la jornada de ayer, en la cuenca del Tera, Cernadilla vertía más de 55.000 litros por segundo, Valparaíso 92.500 litros y Nuestra Señora de Agavanzal 125.000 litros por segundo; cada presa con su estampa, en armonía con el diseño del aliviadero. Por lo que respecta al Esla, Iberdrola desaguaba por el aliviadero medio de la presa de Ricobayo, más el turbinaje, un total de 890 metros cúbicos, dejando ver en la salida de la canalización una emisión de agua más que llamativa.

Ya en el Duero, las cuatro compuertas del aliviadero de Villalcampo permitían el paso enfebrecido de 1.600.000 litros por segundo, que causaban al acoplarse sobre el Duero un verdadero "maremoto". Un trecho más abajo, el caudal aliviado se elevaba a 1.700.000 litros por segundo en la presa de Castro. Tras nutrir turbinas y aliviaderos de las presas lusas de Miranda, Pico y Bemposta, de nuevo el Duero carga los embalses de Aldeadávila, que ayer se acercaba a un desembalse de casi dos millones de litros por segundo, que abastecer seguidamente el embalse de Saucelle, donde se vertían hacia Portugal 2.100.000 litros por segundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine