Los conejos provocaron 17.000 euros de daños en cultivos de Villafáfila en 2015

La Junta y los cazadores eliminaron el pasado año 1.500 ejemplares de este animal mientras la sequía mermaba el resto de especies cinegéticas

02.02.2016 | 10:33
Alberto Castro, en el centro, preside la reunión de la Junta Consultiva de la Reserva Natural.

La fauna causó daños por valor superior a 20.000 euros a los agricultores asentados en el área de la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila. El conejo fue la especie que más problemas causó en los cultivos, pues de los 20.110 euros que la Junta de Castilla y León concedió a los agricultores en indemnizaciones, el 86%, o 17.318 euros, fueron por pérdidas provocadas por el conejo.

Este fue uno de los temas tratados ayer en la reunión de la Junta Consultiva de la Reserva Natural, organismo que busca un equilibrio de intereses entre ayuntamientos, cazadores y propietarios. El año cinegético fue bueno en cuanto a los patos, no así en la liebre y la codorniz debido a que la sequía sufrida en primavera y verano diezmó la presencia de este animal en la zona. En el mes de enero se contabilizaron 5.657 patos, una cifra ligeramente superior a la media del periodo 1997-2015, lo que se puede considerar un número notable de ejemplares.

La sequía también afectó a los conejos, en cuyas poblaciones se observa una tendencia decreciente, pese a lo cual aún existen "algunos reservorios muy importantes" que obligaron a Medio Ambiente a actuar en colaboración con los cazadores para matar más de 1.500 ejemplares con el objetivo de reducir los daños que causan en los cultivos, según explicó ayer Alberto Castro, delegado de la Junta de Castilla y León en Zamora, que presidió la reunión.

Terminada la Junta Consultiva, se reunió el Patronato de la Reserva para conocer la memoria anual sobre la gestión de la Reserva Natural. En 2015 los humedales recibieron la visita de 35.000 personas, como adelantaba la semana pasada el consejero Suárez-Quiñones. Según se desprende de la memoria, la mayoría de los visitantes todavía llegan de las diferentes provincias de Castilla y León, un 58% del total, aunque ha crecido el número de turistas que vienen de la Comunidad de Madrid, un 17% del total, y del País Vasco. Otro dato destacado sobre los visitantes de esta Reserva ha sido la afluencia de personas de 27 nacionalidades diferentes, un total de 486 personas, habitualmente expertos en cuestiones ornitológicas y que permanecen en la zona durante varios días, ocupando los primeros lugares Francia y Portugal con el 50% de los visitantes extranjeros.

El mayor número de visitantes se concentra entre los meses de noviembre a mayo, en abril se alcanzó la cifra más alta con 3.578 personas. En cuanto a las visitas de grupo, la Casa del Parque recibió 45 grupos organizados que conocieron El Palomar acompañados por monitores de la Casa.

Por otra parte, más de 200 personas participaron en talleres y en el programa de voluntariado ambiental, lo que supone un aumento muy importante respecto al año 2014, cuando colaboraron 126 aficionados.

La Junta de Castilla y León llevó a cabo varias actuaciones enfocadas al mantenimiento Reserva Natural, como la restauración del aparcamiento de Otero, la eliminación de restos vegetales en Cañizo y Revellinos, la adecuación de todas las áreas recreativas, en especial las de San Martín de Valderaduey y Villárdiga, o la instalación de 17 bebederos artificiales para la fauna, "algo muy importante para intentar que en la época estival los pájaros puedan beber y quedarse en este entorno", explicó Castro. Otra parte fundamental ha sido la reposición de señales en toda la Reserva para cuidar el turismo.

Destaca también la instalación de 65 nidales gracias a la ayuda de la Fundación La Caixa, "que sigue apoyando sistemáticamente a Villafáfila para la conservación de la biodiversidad", afirma el delegado territorial. Estas construcciones están pensadas para la nidificación del cernícalo común, el cernícalo primilla y la lechuza común, aves predadoras que sirven de remedio natural para prevenir plagas de topillos e incluso también de conejos.

Por último, la Junta ha arreglado la parada de autobús de Manganeses de la Lampreana y "hacemos una labor didáctica con las asociaciones culturales de este entorno, por ejemplo plantando árboles", como la chopera restaurada en esta localidad. Actuaciones encaminadas a que los habitantes de la zona "vean la utilidad de pertenecer a una Reserva Natural". En este sentido, el delegado aclaró que durante su visita de la semana pasada, el consejero de Medio Ambiente se comprometió a recuperar las ayudas ZIS para la Zona de Influencia Socioeconómica de la Reserva "en la presente legislatura", sin aclarar en qué año de la misma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine