Sanabria-La Carballeda

La Junta, obligada a retirar una sanción a Puebla, que denunció vertidos incontrolados

La Alcaldía comunicó al Seprona la existencia de residuos y Medio Ambiente abrió un expediente sancionador al Ayuntamiento

28.01.2016 | 00:52
Una de las fotografías que muestran los residuos abandonados en la zona y denunciados por la Alcaldía.

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Zamora condena a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente a pagar las costas judiciales por allanarse en un expediente sancionar instruido contra el Ayuntamiento de Puebla por un vertedero incontrolado, que el propio Ayuntamiento denunció ante el Servicio de Protección de Naturaleza de la Guardia Civil.

La dirección General de Calidad y Sostenibilidad de la Junta se despachó con una multa de 901 euros y posteriormente no atendió el recurso de alzada de la Alcaldía.

El Ayuntamiento de la villa se convirtió así de administración denunciante en denunciada.

El 15 de marzo de 2013 el Ayuntamiento de Puebla tramitó una diligencia de exposición de hechos, que el agente municipal puso en conocimiento de la Guardia Civil de Puebla, por la aparición reiterada de vertidos en el paraje Centenales de la carretera de Ungilde, en el término de Puebla.

La Alcaldía, mediante esta actuación administrativa, solicitó la vigilancia de la Guardia Civil en el lugar de los vertidos para identificar a los autores que periódicamente tiraban los residuos en este punto, donde estaba prohibido.

La Alcaldía precisaba que estos vertidos se realizaban "de forma oculta, por persona desconocida y en contra de la voluntad del Ayuntamiento de Puebla y poder exigir las correspondientes responsabilidades a los autores", ya que la limpieza sistemática corría a cargo del Ayuntamiento.

Se efectuaba así una denuncia desde la administración local acompañada de un informe y varias fotografías de los vertidos y su retirada a instancias de la Alcaldía. Con fecha de 16 de mayo de 2013 se informa a la Subdelegación de Gobierno de la retirada de las basuras y escombros, previamente denunciados ante la Guardia Civil. Se solicita a la Subdelegación la colaboración del Seprona para realizar labores de prevención y vigilancia, para erradicar esta actuación descontrolada. El Seprona paradójicamente formalizó acta de denuncia contra el Ayuntamiento, es decir con posterioridad a la propia denuncia de la Alcaldía que había solicitado la colaboración a la Subdelegación.

La Delegación Territorial de la Junta despachó el asunto con una resolución de 25 de junio de 2013 abriendo expediente sancionador al denunciante. El 3 de julio presentó alegación la administración local además de colocar nuevamente los carteles de prohibido verter escombros y basuras en el paraje de Centenales. La Alcaldía incide en que los autores de los vertidos ya se encargan también de quitar los carteles de prohibición.

La Junta sin reparar que el Ayuntamiento ha informado de la retirada sistemática de las basuras, cada vez que se producen, considera probado el vertido en Centenales de residuos mezclados como televisores, paragolpes de vehículos, colchones, estanterías, pizarras, ladrillos, escombros de obras, etc. Los hechos se denuncian el 16 de marzo a las 10 de la mañana, un día después de la diligencia cursada por el agente local al cuartel.

El expediente sancionador se incoa "en virtud de acta de denuncia formalizada por los miembros de la Guardia Civil de la patrulla del Seprona, con fecha 12 de abril de 2013", como recoge el escrito de recurso de alzada. Prácticamente en todo el expediente no se recoge que es el Ayuntamiento quien denuncia los hechos y reclama la vigilancia de la zona para identificar a los autores del vertido.

El expediente de la Junta señala al Ayuntamiento como productor y poseedor de los residuos y le aplica la comisión de una infracción administrativa grave. Al contrario, el Ayuntamiento de Puebla se considera perjudicado ya que los depósitos descontrolados son en una finca municipal, y el coste económico que conlleva la retirada por parte de la administración local. La administración que pedía colaboración se topó directamente con una denuncia por el simple hecho de ser el propietario de los terrenos.

El recurso de alzada municipal quedó en el cajón de la Junta hasta que se notificó la interposición del recurso que obligó a la administración regional a allanarse frente a la Alcaldía. Con fecha de 16 de febrero de 2015 la Consejería estimaba el recurso de alzada y anulaba la sanción de 901 euros. En el acto del juicio se comunicó este acuerdo extraprocesal pero quedaba pendiente el gasto económico que para el Ayuntamiento ha supuesto emprender un recurso ante la Administración de Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine