Una fase descendente de casi 70.000 ejemplares en 2006 a poco más de 3.000 el año pasado

11.12.2015 | 00:10

Las Lagunas de Villafáfila, así como sus próximas de La Nava (Palencia) constituyen uno de los humedales que, desde su adecuación, atraen un sobresaliente número de acuáticas y anátidas de muy diferentes especies. Hasta el punto de constituir uno de los fenómenos avifaunísticos sobresalientes y satisfacer plenamente a los amantes de la ornitología, que se van pletóricos del espectáculo observado aunque, en no pocas ocasiones, falte en su avistamiento el ave reina: la avutarda, que exige otras andanzas.

Los amaneceres y los anocheceres son dos momentos inolvidables por la peculiar forma de salir y de entrar las aves, como es llamativa la contemplación de miles de comensales segando a pico y alegres la parcela elegida para la ocasión.

Fernando Jubete señala que la pérdida del ánsar común "no será un proceso de un año para otro", y hace referencia a que "no son matemáticas" e incluso puede tener su incidencia "la Política Agraria Común, que cambie los sembrados y adiós muy buenas". Pero los cuadros mostrados por Jesús Palacios y Mariano Rodríguez, en Quercus, da fe del descenso. De los casi 70.000 ánsares comunes que mostraron su figura en Castilla y León en el año 2006, se ha pasado a menos de 5.000 el pasado año. Ahora llega una nueva temporada que revelará el verdadera realidad. Todos esperan que lleguen los que animan, como verdaderas orquestas, Tierra de Campos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine