Tierra del Vino

Milagro: sí que hay liebres

Galgueros de Sanzoles cazan la reserva y levantan catorce "rabonas" en una jornada muy humedad que acabó en fiesta cinegética

09.12.2015 | 13:23

Los galgueros en formación manean barbechos y sembrados de cereal. Pintea bajo el silencio de una mañana que suda humedades. "Quietos, aquí está". La cuadrilla se para en seco. Se arremolina. "Es grande". Un instante después de entre los terrenos arcillosos sale la "rabona" como una exhalación y los perros seleccionados para la carrera se disparan. El corredero se achica. El perdedero está lejos y la liebre se da pronto por vencida. "Vaya perro, le sobra fuerza, ¡qué cojones tiene!". Fue la primera en caer. Después vendrían otras cuatro.

Los cazadores de Sanzoles no esperaban ver tantas liebres. Hasta catorce en una mañana babeante. La jornada era especial: se cazaba la reserva del coto y el resultado sorprendió en una campaña que peca de escasa en toda la provincia y también, en general, en Castilla y León.

Benito Sánchez, presidente del coto San Zoilo, defiende que una vez al año se cace la reserva con los galgos: "Es la mejor manera de fortalecer las liebres, que se mueven, evitando así problemas de consanguinidad". La fórmula se utiliza en muchos acotados de la provincia con buenos resultados.

No obstante, el éxito de la cacería de ayer no quiere decir que la campaña sea buena. La población de liebres en toda Castilla y León ha caído en picado. Nadie sabe muy bien las causas exactas, pero, seguro, tienen que ver con la inusual sequía de los últimos meses y los fuertes calores del mes de mayo y, sobre todo, de julio.

Antonio Sacristán, uno de los galgueros que participó en la cacería de ayer culpa de la merma del censo de "rabonas" a la utilización de herbicidas y pesticidas sin el necesario control. "Es necesario que alguien tome cartas en el asunto y si se demuestra su peligrosidad para la fauna, deberían prohibirse".

La jornadas cinegética acabo en fiesta gastronómica. Una paella preparada por Benito Sánchez se convirtió en el mejor motivo para un encuentro distendido repleto de historias e historietas con la caza como protagonista. Es lo que tiene esta actividad, que da mucho juego a los recuerdos y a la imaginación.

Ayer, por cierto, no hubo necesidad de apelar al dicho "si no pinta la caza, pinta la calabaza". Hubo liebres y también galgos con redaños. No siempre se dan estas dos circunstancias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine