Tierra del Pan

Las campanas de la escuela, al vuelo

Torres del Carrizal acoge la primera clase de campaneros, en la que se han inscrito 27 personas l El domingo imparten otra sesión en Monfarracinos con motivo de las fiestas de san Martín

14.11.2015 | 01:39
Un campanero joven agarra las cuerdas en Torres del Carrizal.

La Escuela de Campaneros de Zamora ya es una realidad. Las campanas de la iglesia de Torres del Carrizal sirvieron de instrumento de aprendizaje para la quincena de alumnos que asistió a la primera sesión, aunque hay más de 27 inscritos interesados en aprender todos los secretos de este antiguo oficio.

La figura del campanero estuvo a punto de desaparecer en la provincia de Zamora, y en muchos pueblos laos párrocos se han visto obligados a utilizar grabaciones y un sistema de megafonía para llamar a misa. Sin embargo, este arte ha revivido últimamente gracias a la labor de la Asociación de Campaneros de Zamora, presidida por Antonio Ballestero, y la asociación Carpe Diem de Villarrín de Campos, liderada por Fernando Miñambres, que son las entidades que han fundado esta escuela.

Entre sus alumnos hay 15 jóvenes de diferentes localidades de la Tierra del Pan y Tierra del Vino, y otra docena de adultos que también quieren aprender a tañer las decenas de toques que tradicionalmente tenían su utilidad en la vida de los pueblos, como avisar de un incendio, despejar una tormenta, anunciar una fiesta o avisar del fallecimiento de un vecino. En algunos municipios se han apuntado incluso cuatro personas diferentes, como es el caso de Piedrahita de Castro. "Nuestro objetivo es imprimir la afición a las campanas en los más jóvenes para asegurar la pervivencia del oficio, y lo estamos consiguiendo. Es algo nuevo y llama la atención de muchos chavales, se pican entre ellos, y cada vez son más los que se acercan a nosotros", explica Ballesteros.

Las campanas se oyen en todo el pueblo, y por eso la lección impartida en Torres atrajo hasta el pie de la iglesia a numerosos curiosos que se interesaron por lo que allí sucedía y por la labor de la Asociación de Campaneros. "Esperamos que en otros pueblos esa curiosidad sirva para que se nos acerque más gente interesada en aprender", afirma el presidente del colectivo.

La escuela tiene carácter itinerante, cada fin de semana darán las clases en un pueblo diferente, dependiendo de la procedencia de los aprendices y de la disponibilidad de las iglesias. Será así al menos hasta que la asociación reúna el dinero necesario para adquirir un campanario portátil que les dará la posibilidad de llevar las clases a cualquier rincón de la provincia.

Monfarracinos es el pueblo elegido para albergar la segunda clase. El domingo, tras la misa que se celebrará a las 12.00, el campanario de la iglesia de San Martín de Tours se convertirá en el aula de los campaneros. Los más veteranos transmitirán su conocimiento a los aprendices. Los interesados todavía se pueden sumar a la escuela acudiendo a la clase de este domingo o poniéndose en contacto con la Asociación de Campaneros de Zamora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine