| Historiador medievalista

Ángel J. Moreno: "La repoblación del siglo XI es el germen de un mundo rural que ahora está desapareciendo"

"La ley de racionalidad y sostenibilidad da la puntilla a las entidades locales, hay que intentar conservar las cabeceras de comarca"

04.09.2015 | 08:26
Ángel J. Moreno Prieto durante la entrevista.

Estudioso de la descripción de fondos documentales del Antiguo Régimen, Baja Edad Media y Edad Moderna por la Corona Real Castellana, Ángel Moreno impartió en Morales del Vino, dentro del Verano Cultural, una conferencia sobre la repoblación en el norte del Duero entre los siglos VIII y XI.

-¿Cómo se distribuye la repoblación?

-Se trata de una repoblación del Reino de León y la parte oriental de Castilla, engrosada principalmente por monjes, hombres libres que colonizan los espacios que existen hasta donde se consolida la línea del Duero, la cuenca como frontera en el siglo XI, incluido Portugal. Es lo que podríamos llamar la monarquía astur-leonesa.

-¿Qué buscaban en estos espacios?

-Principalmente tierras y agua. La monarquía reconoce estos asentamientos y los integra en sus dominios que son de una parte de aparcería, con un magnate, si bien en esta época no se puede hablar de nobleza, o con una institución eclesiástica. Un magnate es un miembro de la aristocracia. Es una época muy oscura por la falta de documentación.

-¿Que territorio ocupaba?

-Podríamos hablar de tres sectores, el Atlántico, que se extiende desde el Miño hasta Coimbra, otro sector, el central, que sería el área leonesa, y otro sector, el oriental o castellano, con un área más limitada. No podríamos hablar del País Vasco, porque no lo reconocen como dominio de la monarquía.

-¿Subsiste algo de la presencia árabe?

-La herencia que subsiste tras el abandono o desistimiento de los bereberes son algunas infraestructuras viarias, industriales o de defensa, aunque se desconoce el modelo de organización social.

-¿Dónde se localizan los asentamientos?

-Sobre todo en cuencas fluviales. El avance de la repoblación se muestra por el incremento de la población autóctona y por la entrada de nuevas gentes a partir del año 718, con el aumento de las roturaciones de tierras y fundaciones de iglesias y monasterios en el descenso de la línea del Duero.

-¿Cómo se organizaban los asentamientos?

-En la villa, un espacio definido y dotado de unidad y coherencia, generalmente con pobladores de los mismos orígenes.

-¿Cuándo llega la repoblación a Zamora?

-A Zamora y Toro llega hacia el año 893. Se crean nuevas diócesis, como la de Astorga, León o Zamora y se fundan numerosos monasterios, como los de Tábara, San Martín de Castañeda o Camarzana.

-¿Hasta cuándo llega la influencia de este modelo de ocupación del territorio?

-Es el germen del asentamiento del mundo rural, algo que ahora está a punto de desaparecer por la economía neoliberal y también por la falta de población que existe en estos núcleos. La ley promulgada hace tres años por el Gobierno de racionalidad y sostenibilidad da la puntilla a las entidades locales, que acabarán desapareciendo. O más que dar la puntilla, reconoce una realidad, que el modelo que determina y rige la economía actual va a terminar. Es un modelo de ocupación y explotación del espacio que ha regido durante más de diez siglos, casi hasta la revolución industrial.

-¿Qué consecuencias tendrá?

-Se va a destruir el paisaje y lo que hay que intentar conservar son las cabeceras de comarca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine