La reina Juana triunfa en Bermillo

El magistral monólogo de Gema Matarranz en el papel de la atormentada monarca castellana encandila a los doscientos aficionados que llenaron la Casa de Cultura

15.08.2015 | 06:10
Representación del monólogo de la reina Juana, la noche del jueves en la Casa de Cultura de Bermillo.

Llama poderosamente la atención la devoción al teatro en la comarca de Sayago. Modestos grupos de aficionados siguen subiéndose al escenario, con más voluntad que posibles, y transmiten al público del medio rural la magia de la interpretación. Por ello, lo vivido la noche del jueves en Bermillo puede considerarse como un premio a esa fidelidad, a la proeza de hacer teatro en terreno yermo.

Fue un momento excepcional. Disfrutar en la Casa de Cultura de una obra de primer nivel como "Juana, la reina que no quiso reinar" no está al alcance de cualquier escenario rural. Con más de cien representaciones por todo el país, excelentes críticas y tres nominaciones a los Premios Max de Teatro, la presencia de la obra en Bermillo se antojaba similar a tocar un trocito de cielo.

"Ha sido sublime" se oyó decir a una impresionada espectadora. Hubo lleno total, doscientas butacas ocupadas por los afortunados que consiguieron entrada. Cuando aún nada había empezado llamaba la atención la sobriedad de una ambientación que recrea la celda de la reina Juana con un fondo oscuro donde las luces eléctricas dan paso a las velas sobre todo el escenario. Y apareció ella, una Gema Matarranz transformada en la atormentada reina castellana. El primer gesto de dolor y arrebato clamando por su hija Catalina revela la fuerza interpretativa que la actriz es capaz de mantener a lo largo de los sesenta minutos de representación.

Un monólogo desgarrador, solo interrumpido ocasionalmente por la presencia de su fraile carcelero -el actor Enrique Torres-, donde la protagonista se mete hasta el tuétano en la encarnación de una reina de carne y hueso, rota de amor, frágil, desolada, resentida... "Yo quería ser monja y mis padres me casaron" expresa entre los muchos reproches.

La soberbia interpretación de Gema Matarranz explica por qué se midió en los Premios Max con "vacas sagradas" de la talla de Blanca Portillo y Asunción Balaguer. Y por qué en 2013 fue Mejor Actriz de Andalucía. Creó tal simbiosis con el personaje que terminó exhausta, llorando, temblando de emoción ¿ficción o realidad?. E hizo "lo que nunca hago" dijo Matarranz ya despojada de su papel regio, dar las gracias a "tres generaciones de mujeres" de Bermillo: "la señora Amelia, la señora Feli y Nines Carrascal". Abuela, madre y nieta, ésta última la "culpable" de que "Juana, la reina que no quiso reinar" recalara en Bermillo.

Miembro del equipo técnico de Histrión Teatro y socia de Gema Matarranz, Nines Carrascal no podía decepcionar a su gente, al pueblo que la vio nacer, cuando le propusieron traer la obra a Bermillo. Una petición que llegó de la mano de la asociación "La Mayuela", algunos de cuyos socios vieron la "Juana..." en abril, en el Teatro Lara de Madrid.

"Al planteárselo a Nines empezamos a ver si era viable técnicamente, han sido meses de mucho trabajo pero al final la generosidad de la compañía ha hecho posible que vivamos este momento que yo calificaría de histórico" expresa Lorenzo Ferrero, presidente de "La Mayuela". Él con Jesús Santiago y otros socios han prestado todo el apoyo al equipo de Histrión Teatro hasta conseguir recrear el escenario que exigía la obra. Venir a Bermillo no suponía improvisar, así que había que cumplir las exigencias del guión. Lo más complicado ha sido adaptar el escenario, para lo cual hubo que pintar de negro el fondo blanco, despejar los telones, buscar la potencia eléctrica, los requerimientos de sonido, adaptar la sala a las doscientas butacas, numerar cada una de ellas...

Un esfuerzo sobradamente compensado con el prolongado aplauso del público. A la protagonista, por supuesto, pero también a todo el equipo, a Nines Carrascal emocionada en su pueblo, a "La Mayuela" por obrar un nuevo milagro y elevar aún más el listón de sus desafíos. "Este logro nos sirve para reivindicar la cultura de calidad en el medio rural y ver que con esfuerzo y colaboración de todos se pueden hacer cosas importantes en los pueblos" expresa Lorenzo Ferrero.

Jesús Santiago, actual baluarte del teatro en Bermillo, quiso reconocer el esfuerzo de "sus" actores, de quienes han mantenido encendida la vela de la interpretación a lo largo de muchos años. Algunos de ellos se subirán en unos días al escenario, seguro que muy motivados después de disfrutar con la sobresaliente interpretación de la reina Juana a la que apodaron "La Loca" aunque exhibió sobradas muestras de cordura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine