Indignación entre los cazadores por la subida de las licencias más de un 60%

La Junta aplicará a partir de enero precios más elevados, también en pesca, «para conseguir los objetivos presupuestarios» previstos

 11:21  
Un cazador apunta a una presa en una parcela cosechada.
Un cazador apunta a una presa en una parcela cosechada. Foto L. O. Z.
 NOTICIAS RELACIONADAS

J. A. GARCÍA
El sector de la caza verá incrementadas a partir de enero «en más de un 60%» las tasas por el ejercicio de la actividad cinegética lo que ha causado «indignación» en parte de los cazadores que, de por sí, se sienten acosados por otras obligaciones relacionadas con gastos por aprovechamientos, arriendos de acotados, pago de daños en la agricultura y en la ganadería, pagos de siniestros en carreteras y otros reveses que conducen a la reducción del número de cazadores año tras año. Su malestar es aún mayor porque consideran que las aportaciones por la caza apenas si tienen repercusión en la misma.

La Junta de Castilla y León aplicará a partir del primero de enero un incremento en las tasas y precios de caza, y también de la pesca, al entrar en vigor la Ley de medidas tributarias y administrativas aprobadas por la Administración regional. La Junta fundamenta los motivos de la modificación de las tasas en que, «una vez conocidos los recursos procedentes de la Administración General del Estado con que se financia el presupuesto, determina la necesidad de establecer una serie de medidas imprescindibles para procurar la consecución eficaz y eficiente de los objetivos presupuestarios que se persiguen, así como introducir las modificaciones necesarias en la legislación de la Comunidad que directa o indirectamente han de incidir en la actividad económica pública».

Conforme a la presente Ley, la licencia por cazar con armas de fuego o cualquier otro procedimiento que no requiera autorización específica será de 42 euros, (ahora son 27) y 13,50 para practicar la caza con galgo. Conducir una rehala con fines de caza supondrá un desembolso de 266 euros.

Por lo que respecta a cotos privados de caza y federativos, la cuota anual de matriculación se calculará en función del número de hectáreas de terreno acotado y del grupo correspondiente en relación con el tipo de aprovechamiento. Para los cotos que tienen autorizada la caza intensiva fuera del período hábil, la tasa es de 0,90 euros/hectárea; y para el resto 0,40 euros/hectárea.

Los derechos del examen del cazador se fija en 55 euros, válidos para dos convocatorias, y los certificados de aptitud 11 euros. También se modifican los derechos de examen para especializarse en el control de predadores, que será de 110 euros, válido para dos convocatorias, y el certificado de aptitud será de 11 euros.

Por lo que respecta a autorizaciones y permisos especiales en materia de caza, la constitución o renovación de zonas de adiestramiento de perros y prácticas de cetrería tendrá una tasa de 75 euros.

Tramitar la autorización de traslado y suelta de piezas de caza viva constara a partir de enero 28 euros, la declaración de zonas de seguridad 110 euros, igual que la autorización de caza en zonas de seguridad. Tramitar la autorización de tener piezas de caza menor en cautividad 11 euros, y 55 euros si son de caza mayor. La tenencia de hurones costará 28 euros.

Quienes quieran constituir o adaptar un coto de caza deberán pagar 220 euros, y 110 euros es la tasa que regirá para tramitar expedientes de segregación, de cambio de titularidad y de prórroga de coto de caza.

Legalizar o renovar granjas cinegéticas tendrá una tasa de 325 euros, y para un coto industrial o intensivo 220 euros.

Enlaces recomendados: Premios Cine